Biden defiende la integridad territorial de Kosovo

  • Pristina, 21 may (EFE).- El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, manifestó hoy en Pristina que Washington apoya la integridad territorial de Kosovo, ex provincia serbia que declaró de forma unilateral su independencia el año pasado.

Pristina, 21 may (EFE).- El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, manifestó hoy en Pristina que Washington apoya la integridad territorial de Kosovo, ex provincia serbia que declaró de forma unilateral su independencia el año pasado.

Kosovo "debe mantener su integridad territorial y su sociedad multiétnica", dijo el número dos de la Casa Blanca después de una reunión con el presidente y primer ministro kosovares, Fatmir Sejdiu y Hashim Thaci, respectivamente.

"Les dije en Serbia que Kosovo no puede ser dividido", señaló Biden en un discurso ante el Parlamento de Kosovo, un día después de visitar Belgrado.

Biden, de gira esta semana por los Balcanes, se refería a los intentos de la minoría serbio-kosovar de crear estructuras paralelas, independientes de Pristina, en la parte norte del pequeño país balcánico.

El vicepresidente agregó que el reconocimiento de Kosovo por parte de Estados Unidos es un asunto "irreversible".

Biden indicó que el camino hacia la independencia de Kosovo "fue duro", aunque dijo ser "increíblemente optimista sobre el futuro" del nuevo país.

El éxito de la independencia de Kosovo es clave para la estabilidad de los Balcanes, afirmó el vicepresidente estadounidense, quien termina hoy su gira por la región, que lo llevó a Bosnia, Serbia y Kosovo.

El presidente kosovar, Fatmir Sejdiu, dijo tras su reunión con Biden que hoy es un "día histórico" para el país porque EEUU ha hecho mucho por la libertad y el progreso de Kosovo.

Sejdiu entregó al vicepresidente estadounidense la mayor condecoración kosovar, la "Medalla Dorada de la Libertad".

"Esta medalla es el honor más grande que he recibido en toda mi carrera política. La llevaré en nombre del pueblo de Estados Unidos", dijo Biden.

Kosovo ha sido hasta ahora reconocida por unos 60 Estados, entre ellos EEUU, Japón y la mayoría de los países miembros de la Unión Europea, excepto España, Eslovaquia, Rumanía, Grecia y Chipre.

La visita de Biden es la de máximo nivel realizada hasta ahora por un dignatario extranjero al pequeño país balcánico, considerado el más pobre de Europa.

Miles de albano-kosovares se reunieron hoy ante el Parlamento de Pristina para saludar a Biden a su llegada a la Asamblea.

Después de su discurso en el Parlamento, el número dos de la Casa Blanca tenía previsto visitar el histórico Monasterio serbio ortodoxo de Decani, a pesar de que las autoridades eclesiásticas locales no apoyaron su visita.

Mientras, en el norte de Kosovo, donde en torno a la ciudad dividida de Mitrovica se concentra la minoría serbia, se aumentaron las medidas de seguridad ante posibles manifestaciones contra la visita.

Besim Hoti, portavoz de la policía kosovar en la región, dijo hoy a Efe que más de cien personas se han manifestado de forma pacífica cerca del puente sobre el río Ibar (que divide Mitrovica).

Tras el bombardeo de Kosovo y Serbia por parte de la OTAN en 1999, la provincia serbia estuvo administrada por la ONU, hasta la declaración unilateral de la independencia el 17 de febrero de 2008.