Biden llegó a Belgrado en la segunda escala de su gira por los Balcanes

  • Belgrado, 20 may (EFE).- El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, llegó hoy a Belgrado, en medio de grandes medidas de seguridad, donde fue recibido por el primer ministro serbio, Mirko Cvetkovic, y el viceprimer ministro, Ivica Daciv.

Biden llegó a Belgrado en la segunda escala de su gira por los Balcanes

Biden llegó a Belgrado en la segunda escala de su gira por los Balcanes

Belgrado, 20 may (EFE).- El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, llegó hoy a Belgrado, en medio de grandes medidas de seguridad, donde fue recibido por el primer ministro serbio, Mirko Cvetkovic, y el viceprimer ministro, Ivica Daciv.

Se trata de la segunda escala de su gira por los Balcanes y la primera visita a Serbia de un dirigente norteamericano del más alto nivel desde 1980.

Biden se reunirá con el jefe de Estado, Boris Tadic, antes de un encuentro de las delegaciones de ambos países, en la que participarán, por parte serbia, el ministro de Exteriores, Vuk Jeremic, y el titular de Defensa, Dragan Sutanovac.

Está previsto que tras esa reunión, Biden y Tadic hagan declaraciones a la prensa.

En Belgrado, la visita de Biden se ve como una muestra de normalización de las relaciones, aunque persistirá el profundo desacuerdo entre los dos países respecto a Kosovo, cuya independencia es apoyada por Estados Unidos.

Serbia considera Kosovo parte inalienable de su territorio y ve como ilegal su independencia unilateral, proclamada en febrero de 2008.

Ayer, en Sarajevo, Biden declaró al referirse a Serbia que EEUU quiere edificar nuevas relaciones positivas con este país y verle en el puesto en Europa que le corresponde como un Estado "fuerte, exitoso y democrático".

"No esperamos que Serbia reconozca pronto a Kosovo, pero esperamos que Serbia coopere con la Unión Europea (UE) y con otros actores internacionales sobre Kosovo", dijo el vicepresidente estadounidense.

Los partidos de la oposición nacionalista serbia criticaron la visita de Biden por considerar que "no puede traer nada bueno" al país y recordaron su firme postura en favor del bombardeo de Serbia por la OTAN, en 1999, y de la independencia de Kosovo.

En la capital serbia están prohibidas hoy todas las congregaciones públicas y varias calles estarán cerradas al tráfico por un tiempo, dentro de las medidas de seguridad adoptadas con motivo de la visita.