Brasil y Perú estrechan la integración fronteriza para "dejar de darse la espalda"

  • Río de Janeiro, 28 abr (EFE).- Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Perú, Alan García, acordaron hoy fortalecer las relaciones comerciales y continuar impulsando la integración de ambos lados de la frontera para "dejar de darse la espalda" por primera vez en 500 años.

Río de Janeiro, 28 abr (EFE).- Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Perú, Alan García, acordaron hoy fortalecer las relaciones comerciales y continuar impulsando la integración de ambos lados de la frontera para "dejar de darse la espalda" por primera vez en 500 años.

"Perú siempre ha mirado al Pacífico y nosotros a nuestra costa y hemos dejado nuestras fronteras abandonadas siglos y siglos. Esperemos que a partir de ahora, los peruanos y brasileños vivan otra relación y no miren para el norte sino para nosotros mismos", dijo Lula en la ciudad amazónica de Río Branco (Acre).

El acuerdo más relevante que firmaron ambos dirigentes en su cita de hoy fue un memorando de intenciones para construir seis centrales hidroeléctricas en suelo peruano, que abastecerán inicialmente a Brasil, con un presupuesto total de 4.000 millones de dólares.

Este proyecto, que será desarrollado en conjunto por las empresas estatales Eletrobrás y Electroperú, también prevé la construcción de una línea de transmisión de 600 megavatios, que conectará las redes eléctricas de ambos países.

Más allá de la integración energética, los presidentes insistieron en tender lazos para impulsar el tránsito de personas y el comercio de la región.

En el área comercial, los dirigentes acordaron estudiar medidas para suprimir el uso del dólar y sustituir la divisa estadounidense por el real brasileño, cuyo uso es "un absurdo" y "lo más antiintegracionista que existe", en palabras de García.

También se instruyó a los ministros y autoridades fronterizas para que se eliminen en un plazo de 60 días trabas al comercio, como la obligación de transbordar las cargas y los largos tiempos que se obliga a pasar a los vehículos en las aduanas.

En el área de infraestructuras, inauguraron un tramo de 600 kilómetros de la carretera interoceánica, que unirá el corazón de la Amazonía brasileña a la costa del Pacífico peruano a finales de 2010, cuando previsiblemente se concluya su trazado de 2.500 kilómetros.

Con el motivo de la apertura del tramo vial, se inauguró hoy una línea de autobús, que conectará Río Branco y Manaos y que comenzará a funcionar con regularidad diaria a partir de mayo.

Antes de su encuentro con Lula, el gobernante peruano participó en la apertura de un foro empresarial binacional en el que aprovechó para ofrecer a los empresarios brasileños de la región de Manaos, importante polo industrial en la Amazonía brasileña, que utilicen esta vía interoceánica como "una puerta" para su comercio con Asia.

"Tenemos que lograr un espacio de desarrollo fronterizo para transitar libremente entre Río Branco y Puerto Maldonado y que la interoceánica no sea sólo una vía hacia el Pacífico", dijo García.

La intención del país andino es potenciar las relaciones con la región del sur y la Amazonía brasileña, a través de la interoceánica, el incremento del tráfico fluvial y el impulso de la aviación civil.

En este aspecto, García propuso medidas como considerar los vuelos entre Río Branco y Puerto Maldonado como trayectos nacionales, para abaratar los costes de las tarifas aeroportuarias.

También solicitó que el aeropuerto de la ciudad brasileña recupere la categoría internacional, para que se pueda conectar de nuevo con Lima.

Estos temas volverán a centrar una reunión entre los cancilleres de Brasil, Celso Amorim, y de Perú, José Antonio García Belaúnde, que se encontrarán en la ciudad histórica de Machu Picchu en los próximos meses.

Antes de finales de año, Lula devolverá la visita y se volverá a encontrar con el gobernante peruano en la capital del país andino.

"Espero que en esa reunión podamos firmar acuerdos definitivos y la integración sea concreta y no sólo sueños", comentó Lula.