Chávez califica de "desvergüenza total" la reunión de los opositores y Aznar

  • Caracas, 8 mar (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, calificó hoy de "desvergüenza total" la reunión que mantuvieron el viernes representantes de un sector de la oposición de Venezuela con el ex jefe del Gobierno español José María Aznar.

Caracas, 8 mar (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, calificó hoy de "desvergüenza total" la reunión que mantuvieron el viernes representantes de un sector de la oposición de Venezuela con el ex jefe del Gobierno español José María Aznar.

"¡Hasta dónde llega la desvergüenza, no! (...) la oposición, ahora, subordinada a Aznar", dijo Chávez en su programa dominical de radio y televisión "Aló Presidente".

El gobernante comentó muy brevemente que los representantes opositores elaboraron junto a Aznar una "hoja de ruta (...) para enfrentar los Gobierno autoritarios, empezando por el de Venezuela".

A juicio de Chávez, sus adversarios, a los que tilda de "oligarcas y golpistas", establecieron la "hoja de ruta" en un intento de "vestirse de no se qué legalidad", sin dar más precisiones.

"No tienen ni vergüenza ni nada. Una desvergüenza total (...) bueno, está bien, sigan así pues", añadió en tono irónico el jefe del Estado y promotor del llamado "socialismo del siglo XXI".

Los dirigentes opositores venezolanos Julio Borges, presidente del partido Primero Justicia; Omar Barboza, líder de Nuevo Tiempo, y Luis Ignacio Planas, presidente de COPEI, se reunieron el viernes con Aznar en la sede de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), en Madrid.

Los líderes opositores trazaron con Aznar una hoja de ruta que incluye una agenda política "para hacer frente democráticamente a los regímenes autoritarios", según informó la fundación que preside el ex presidente del Gobierno español (1996-2004).

Aznar y la fundación que preside han expresado en repetidas ocasiones su apoyo a los opositores al Gobierno de Chávez.

El ex gobernante español denunció en enero pasado en Chile la "creciente cercanía" entre los líderes de Venezuela, Rusia e Irán, que, a su juicio, buscan "tejer alianzas frente a lo que consideran su enemigo común: las naciones libres".