Clinton se compromete a promover una UE "fuerte" para afrontar los retos globales

  • Bruselas, 6 mar (EFE).- La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, se comprometió hoy a "dar vigor" a la relación transatlántica y a "promover una Unión Europea más fuerte" frente a retos como la crisis económica, el cambio climático, el conflicto en Afganistán y las relaciones con Rusia.

Bruselas, 6 mar (EFE).- La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, se comprometió hoy a "dar vigor" a la relación transatlántica y a "promover una Unión Europea más fuerte" frente a retos como la crisis económica, el cambio climático, el conflicto en Afganistán y las relaciones con Rusia.

"La UE es un socio estratégico fundamental para Estados Unidos (...) con el que nos fortalecemos mutuamente", recalcó Clinton, tras reunirse durante noventa minutos con los principales responsables de la diplomacia comunitaria, acto con el que puso fin a su visita de tres días a Bruselas.

Con este interés, la nueva Administración estadounidense tendrá más en cuenta la colaboración de los europeos, afirmó Clinton en rueda de prensa junto a la comisaria de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE), Benita Ferrero-Waldner; el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y el presidente de turno del Consejo de Exteriores, el checo Karel Schwarzenberg.

Las conversaciones se centraron en la crisis financiera, el cambio climático, el conflicto en Afganistán, el proceso de paz en Oriente Medio, los Balcanes y las relaciones con Rusia.

Asimismo, sirvieron para confirmar la asistencia del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la cumbre bilateral UE-EEUU del próximo 5 de abril en Praga.

En relación a Afganistán, Clinton solicitó la participación de los Veintisiete en el proceso de revisión estratégica de la misión en este país asiático, a través de los elementos civiles prioritarios para la Unión Europea: mejora en el Estado de derecho y reforma policial.

Por otra parte, reiteró el apoyo de Washington a un "mercado común de la energía" en la UE y a la diversificación de las fuentes de suministro de gas, para evitar problemas como el corte de gas ruso a través de Ucrania.

En cuanto a las relaciones con Rusia, con cuyo ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, se reunirá hoy mismo en Ginebra, Clinton insistió en el deseo estadounidense de cooperación con Moscú en el eventual escudo antimisiles en Polonia y la República Checa.

Asimismo, agradeció a la UE que esté dispuesta a trabajar con Washington "para determinar una política sobre los detenidos de Guantánamo", la prisión estadounidense que la Administración de Obama quiere clausurar.

"Si determinamos que sería apropiado que un detenido particular fuera reubicado, lo discutiremos con nuestros amigos y socios de la UE", dijo Clinton sobre la polémica petición de que algunos de los presos sean acogidos en suelo europeo.

Antes de esta reunión en la sede del Consejo Europeo, Clinton se había dado un baño de masas con jóvenes en el Parlamento Europeo.

Allí desplegó su carisma para demostrar el espíritu de cooperación y diálogo en política exterior de la nueva Administración estadounidense.

La visita de Clinton a Bruselas ha tenido como ejes la Unión Europea y la OTAN, donde ayer se reunió con los otros ministros de Asuntos Exteriores aliados.

En este foro consiguió convencer a todos los países -incluido el más escéptico, Lituania- de que la recuperación del diálogo con Rusia que impulsa la Administración de Barack Obama no será en detrimento de los intereses de los países del Este de Europa.