Córdoba dice que las FARC quieren a EE.UU. en las posibles negociaciones de paz

  • Río de Janeiro, 29 abr (EFE).- La senadora colombiana Piedad Córdoba propone la creación de una zona neutra en Brasil en la que el gobierno de su país pueda negociar con las FARC y asegura que ese grupo guerrillero quiere involucrar a EE.UU. en las conversaciones.

Córdoba dice que las FARC quieren a EE.UU. en las posibles negociaciones de paz

Córdoba dice que las FARC quieren a EE.UU. en las posibles negociaciones de paz

Río de Janeiro, 29 abr (EFE).- La senadora colombiana Piedad Córdoba propone la creación de una zona neutra en Brasil en la que el gobierno de su país pueda negociar con las FARC y asegura que ese grupo guerrillero quiere involucrar a EE.UU. en las conversaciones.

"Sería muy positivo tener una zona binacional en la frontera entre los dos países (Brasil y Colombia) en donde las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno puedan discutir el intercambio de militares prisioneros por presos políticos", afirmó Córdoba en una entrevista publicada hoy por el diario O Estado de Sao Paulo.

"Conversé sobre ese escenario con (el asesor de la Presidencia brasileña para Asuntos Internacionales) Marco Aurelio García, pero no como una petición concreta", agregó la senadora, que visita Brasil para gestionar un nuevo apoyo logístico del gobierno brasileño a la liberación de personas secuestradas por las FARC.

Córdoba, que ha intermediado en la liberación de secuestrados por el grupo guerrillero, aseguró que las FARC, gracias al cambio de gobierno en Estados Unidos, quieren incluir a representantes de ese país en posibles negociaciones con el gobierno colombiano.

"Las FARC quieren a los Estados Unidos en el proceso, conforme constatamos en comunicados internos a los cuales tuvimos acceso. En la liberación anterior (de rehenes), las FARC solicitaron la presencia de parlamentarios estadounidenses", afirmó.

"Ahora vamos a llamarlos a participar en la liberación del soldado (Pablo Emilio) Moncayo, en el proceso de intercambio de prisioneros y en lo que venga por la frente", dijo.

Córdoba se reunió con el asesor del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, precisamente para solicitar apoyo logístico de Brasil en la liberación de Moncayo, en poder de las FARC desde 1997.

"Esperamos las coordenadas de las FARC para la entrega de Moncayo en los próximos días. Queremos repetir la operación exitosa de febrero (cuando fueron liberados dos políticos y cuatro militares secuestrados por las FARC con el apoyo logístico de Brasil)", dijo.

"Y para eso pediremos que Brasil nos ofrezca helicópteros y una tripulación militar experimentada y capaz de llegar a la zona, y que nos de garantías de secreto sobre las informaciones que obtengamos", afirmó.

La senadora admitió que la posible colaboración de Brasil dependerá de la aceptación del gobierno colombiano, que es quien tiene que autorizar la operación y garantizar que no habrá operaciones militares en el sector de la liberación.

"Las FARC dijeron que entregaría el prisionero a mí o a su padre, el profesor Gustavo Moncayo. En el caso del intercambio de otros 21 prisionero, las FARC también ya expusieron cómo debe ocurrir, a pesar de que no han precisado cuántos guerrilleros presos deben ser puestos en libertad", dijo.

García, que se reunió con Córdoba el pasado lunes, dijo que Brasil está dispuesto en colaborar en nuevas liberaciones de rehenes, pero siempre que el gobierno colombiano lo solicite.

"Ya hemos declarado nuestro interés por participar en misiones humanitarias" y "reiteramos esa disposición", aunque "evidentemente, eso debe ser realizado en sintonía con el Gobierno colombiano", dijo.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, dijo ayer en Madrid donde se encuentra en visita oficial que no va a permitir "festines políticos" para que las FARC "engañen" al país "en el proceso de liberación de rehenes que nunca debieron ser secuestrados".

En una conferencia-coloquio señaló que no caerá en "trampas" y "engaños" de las FARC y que de las próximas liberaciones se encargará la Cruz Roja Internacional acompañada, si así lo requiere, solo de la Iglesia católica.

"Muy fácil: que digan dónde las van a soltar, en qué lugar de la selva o del territorio y allá pueden llegar rodeadas de garantías, como siempre las han tenido, la Cruz Roja Internacional, pero festines politiqueros para las FARC de ninguna manera. Posibilidades para que el terrorismo engañe al país, de ninguna manera", añadió.