Dos jóvenes jordanos colocan una "kefía" a Benedicto XVI

  • Ammán, 8 may (EFE).- El papa Benedicto volvió hoy a lucir sobre los hombros una "kefía" blanca y roja, regalada por dos muchachos jordanos durante su visita al centro de discapacitados "Regina Pacis, de Ammán.

El Papa pide paz y justicia para Oriente Medio y a los cristianos que no se vayan

El Papa pide paz y justicia para Oriente Medio y a los cristianos que no se vayan

Ammán, 8 may (EFE).- El papa Benedicto volvió hoy a lucir sobre los hombros una "kefía" blanca y roja, regalada por dos muchachos jordanos durante su visita al centro de discapacitados "Regina Pacis, de Ammán.

Los jóvenes le colocaron el típico pañuelo jordano, mientras el Papa les saludaba y resaltaba la importancia del centro, perteneciente al Patriarcado Latino, como medio para facilitar la integración de los discapacitados en la sociedad.

"Vuestra experiencia del dolor, vuestra determinación para superar los obstáculos que encontráis me animan a creer que el sufrimiento puede servir a un cambio para mejor", les dijo el Papa.

Benedicto XVI les pidió que recen por él todos los días del viaje a Tierra Santa (ocho), por la unidad y por la paz en el mundo.

Esta es la segunda vez que en pocas semanas colocan al Papa una kefia. El pasado 22 de abril,una joven palestina que asistió a la audiencia pública en la plaza de San Pedro colocó a Benedicto XVI en los hombros el pañuelo palestino, tradicionalmente blanco y negro, que el Pontífice lució durante unos minutos, mientras hablaba con ella.

Tras la visita al centro Regina Pacis, el Papa se trasladó al Palacio Real para una visita de cortesía a la familia real. Benedicto XVI fue recibido por el rey Abdalá II y la reina Rania, vestida con una falda negra y una camisa blanca con cinturón rosa, y los cuatro hijos del matrimonio.

El Papa regaló a la familia un aguafuerte de un plano de la ciudad del Vaticano.

El rey Abdalá II acogió hoy al Papa con gran cordialidad y sorprendió a los asistentes a la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto de Ammán al imprimir también su discurso en latín, idioma oficial de la Santa Sede junto al italiano.