Ecologistas reclaman, colgados de una grúa, más acción para salvar el planeta

  • Washington, 27 abr (EFE).- Ecologistas de Greenpeace desplegaron hoy una pancarta de 55 metros cuadrados, colgados de una alta grúa, para pedir a los 17 ministros de Medio Ambiente que se reunían en Washington, en la sede del Departamento de Estado estadounidense, medidas reales para salvar el planeta.

Washington, 27 abr (EFE).- Ecologistas de Greenpeace desplegaron hoy una pancarta de 55 metros cuadrados, colgados de una alta grúa, para pedir a los 17 ministros de Medio Ambiente que se reunían en Washington, en la sede del Departamento de Estado estadounidense, medidas reales para salvar el planeta.

Siete activistas de la organización subieron a las seis de la mañana a una grúa de un edificio en construcción situado frente al Departamento de Estado.

Ministros y representantes de las 17 economías más grandes del mundo y de países emergentes como China, India, Brasil y México, participan en Washington en una reunión de dos días para preparar la conferencia que se celebrará en diciembre en Copenhague, donde se espera alcanzar un nuevo protocolo sobre el cambio climático.

Durante tres horas, los activistas tuvieron extendida una pancarta en la que recordaban que esta reunión es "muy importante como para fracasar" y pidieron a los políticos de todo el mundo "acabar con el calentamiento global".

Este foro intenta sentar las bases para el diálogo sobre asuntos claves del cambio climático y energético, así como avanzar en ideas e iniciativas concretas para fomentar la energía renovable y conseguir reducir las emisiones de gases tóxicos.

"Si son capaces de alcanzar el compromiso para salvar los bancos seguro que pueden encontrar el mismo compromiso político para salvar el planeta", dijo a EFE Carrol Muffett, subdirector de campañas de Greenpeace.

Muffett indicó que ya se han realizado reuniones de alto nivel muchas otras veces pero lamentó que "muy pocos países hayan tomado medidas y haya habido muy poco progreso en términos reales".

Por ello, dijo, "queremos mandar un mensaje, porque el compromiso es importante, las grandes declaraciones son fantásticas, pero el tiempo se acaba".

Muffet reclamó medidas concretas para reducir las emisiones y que los países pongan los recursos necesarios para llevar a cabo las políticas industriales que eviten, por ejemplo, la deforestación de los bosques y la contaminación.

La pancarta de Greenpeace, que decía "Too big to fail. Stop global warming. Rescue the Planet", fue retirada cuando los ministros entraron al Foro.

Sin embargo las calles adyacentes al Departamento de Estado permanecieron cerradas hasta que los activistas descendieron y además de la policía se desplazaron hasta el lugar varias dotaciones de bomberos y servicios sanitarios.

La secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, encargada de inaugurar la reunión, aseguró que EEUU "está preparado para liderar" la lucha contra el cambio climático y reiteró que asumirá un papel clave en las negociaciones para frenar este fenómeno.

Los activistas fueron detenidos y llevados a comisaría, acusados de entrada ilegal en un lugar privado, pero las protestas continúan y Greenpeace ha convocado una manifestación junto con otras organizaciones, como Friends of the Earth, para recordar a los ministros que su principal compromiso debe ser con el planeta.