EE.UU. califica de "antidemocrático" el cambio de poder en Madagascar

  • Washington, 19 mar (EFE).- El Gobierno de EE.UU. calificó hoy el cambio en el Gobierno de Madagascar como una "transferencia antidemocrática de poder", y explicó que evalúa actualmente el impacto que tendrá en todos los aspectos de la relación bilateral.

EE.UU. califica de "antidemocrático" el cambio de poder en Madagascar

EE.UU. califica de "antidemocrático" el cambio de poder en Madagascar

Washington, 19 mar (EFE).- El Gobierno de EE.UU. calificó hoy el cambio en el Gobierno de Madagascar como una "transferencia antidemocrática de poder", y explicó que evalúa actualmente el impacto que tendrá en todos los aspectos de la relación bilateral.

"Consideramos que la reciente evolución en Madagascar representa una transferencia antidemocrática del poder", explicó el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood.

Por ello, agregó, EE.UU. "está evaluando actualmente qué impacto tendrá esta transferencia (del poder) en todos los elementos de nuestra relación con el Gobierno de Madagascar".

Hace dos días, el Departamento de Estado advirtió a Madagascar de que cortará cualquier ayuda al Ejecutivo de ese país si resuelve la actual crisis con medidas anticonstitucionales.

Pero hoy, Wood no quiso concretar si EE.UU. finalmente suspenderá las ayudas por lo que considera una medida antidemocrática, y únicamente dijo que el Gobierno analizará el impacto del cambio en "los programas y actividades" que tiene en marcha en Madagascar.

El presidente de Madagascar, Marc Ravalomanana renunció el martes y traspasó el poder a un directorio militar, pero la junta, presionada por un sector golpista del Ejército, lo cedió inmediatamente a Andry Rajoelina, quien desde enero pasado trataba de derrocar al jefe del Estado.

El forzado cambio de Gobierno en Madagascar fue ratificado por el Tribunal Constitucional del país, que aprobó la designación de Rajoelina como "presidente de la Autoridad Suprema de la Transición", que pretende permanecer en el poder dos años y cambiar la Constitución antes de convocar elecciones, según ha anunciado.