EE.UU. cree que logrará un acuerdo para seguir utilizando la base en Kirguizistán

  • Washington, 28 abr (EFE).- Estados Unidos cree que está cerca de alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Kirguizistán para poder seguir utilizando la base aérea de Manas, dijo hoy el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell.

EE.UU. cree que logrará un acuerdo para seguir utilizando la base en Kirguizistán

EE.UU. cree que logrará un acuerdo para seguir utilizando la base en Kirguizistán

Washington, 28 abr (EFE).- Estados Unidos cree que está cerca de alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Kirguizistán para poder seguir utilizando la base aérea de Manas, dijo hoy el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell.

"Creo que hay razón para la esperanza", aseguró Morrell en su rueda de prensa diaria.

El Pentágono espera que Kirguizistán revierta su decisión de no renovar el contrato para que el Ejército estadounidense utilice la base aérea de Manas, la última que le queda a EE.UU. en la región de Asia Central, limítrofe con Afganistán.

Morrell señaló que el Departamento de Defensa ha estado comprometido con las conversaciones que se han mantenido con el Gobierno kirguís para conseguir la extensión del contrato y se mostró optimista.

"Esperamos estar acercándonos", afirmó Morrell, quien manifestó su optimismo de que las conversaciones "puedan dar resultado".

No obstante, subrayó que el Pentágono ha estado buscando otras bases alternativas, ya que Manas es un punto clave de abastecimiento para la misión que Estados Unidos tiene en Afganistán.

Según el Pentágono, en esta base operan permanentemente 1.000 militares, la mayoría de ellos estadounidenses, pero también franceses y españoles, y pasan mensualmente por allí 15.000 militares y 500 toneladas de mercancías hacia Afganistán.

Estados Unidos ha reiterado que el cierre de la base no afectará las operaciones de sus Fuerzas Armadas y Morrell reveló que se han encontrado "una serie de bases adecuadas" para apoyar su red de distribución de la zona norte.

Morrell añadió:"Si fuese necesario encontrar otras bases de vuelo y de transporte de carga de nuestro personal hacia Afganistán, creo que tenemos alternativas adecuadas en la región".

Desde que Kirguizistán anunció que no renovaría el contrato, Washington ha tenido que pedir permiso a Rusia, Kazajistán, Uzbekistán y Tayikistán para tender un corredor a través de sus territorios con el fin de hacer llegar los suministros a sus tropas desplegadas en Afganistán.

Rusia, Kazajistán y Uzbekistán ya dieron la respectiva autorización, y Moscú, además, ha permitido a Francia, Alemania y España enviar sus tropas y técnica militar a Afganistán a través del territorio ruso.

En marzo pasado, Kirguizistán dio un plazo de seis meses a Estados Unidos para que abandonara Manas y poner fin al acuerdo que firmaron hace tres años para la explotación de la base a través de un contrato que se renovaría anualmente hasta julio de 2011, por el que EE.UU. paga 17,4 millones dólares al año.

El anuncio de los seis meses de plazo lo hizo el presidente kirguís, Kurmanbek Bakíev, después de reunirse con el líder ruso, Dmitri Medvédev, y de recibir por parte del Kremlin 2.000 millones de dólares en créditos, 150 millones en ayudas y la condonación de parte de la deuda exterior.