EE.UU. despliega más agentes federales en la frontera sur para combatir al narcotráfico

  • Washington, 24 mar (EFE).- El Gobierno de EE.UU. anunció hoy el despliegue de más agentes federales para combatir al narcotráfico en la frontera sur, como parte de un plan "integral" para la seguridad fronteriza y en un claro espaldarazo político al presidente de México, Felipe Calderón.

EE.UU. anuncia un plan para mejorar la seguridad en la frontera con México

EE.UU. anuncia un plan para mejorar la seguridad en la frontera con México

EE.UU. despliega más agentes federales en la frontera sur para combatir al narcotráfico

EE.UU. despliega más agentes federales en la frontera sur para combatir al narcotráfico

El Gobierno de EE.UU. puede anunciar hoy el refuerzo de agentes en la frontera con México

El Gobierno de EE.UU. puede anunciar hoy el refuerzo de agentes en la frontera con México

Washington, 24 mar (EFE).- El Gobierno de EE.UU. anunció hoy el despliegue de más agentes federales para combatir al narcotráfico en la frontera sur, como parte de un plan "integral" para la seguridad fronteriza y en un claro espaldarazo político al presidente de México, Felipe Calderón.

"Creo que el Gobierno mexicano no fracasará. Y creo que nuestro papel es ayudar en esta batalla porque de su éxito dependen nuestros intereses de seguridad", dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

El anuncio se produjo un día antes del viaje de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, a México, en una gira que estará dominada por los asuntos de la narcoviolencia, que en 2008 se cobró la vida en ese país de más de 6.000 personas y casi 1.500 en lo que va de este año.

Según la ex gobernadora del estado fronterizo de Arizona, el plan tiene el doble objetivo de ayudar a México a desmantelar a los carteles de la droga y evitar "un incremento de la violencia en EE.UU.", tomando en cuenta que ciudades como Phoenix y Houston han visto un aumento en los secuestros.

La iniciativa, que da continuidad a las medidas tomadas bajo el Gobierno anterior, contempla el envío de más agentes federales a la frontera, una mayor capacidad para recabar datos de inteligencia y cooperación entre las autoridades locales y estatales de EE.UU. y los agentes policiales en México.

El plan antinarcóticos involucra a agentes de los departamentos de Seguridad Nacional y de Justicia, de la DEA y el FBI, así como de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), según un documento distribuido por la Casa Blanca.

Algunos de los agentes ya han sido desplegados y otros serán enviados en los próximos días, con la idea de completar su desplazamiento por el suroeste del país en un plazo de 90 días.

Estados Unidos está dispuesto a compartir datos de inteligencia con México, pero, debido a la corrupción, "queremos asegurarnos de que no caen en manos de los carteles" de la droga, afirmó Napolitano.

Por ello, apuntó, la Iniciativa Mérida incluye un proceso de revisión de antecedentes de los agentes policiales en México.

Sobre la posible militarización de la frontera, Napolitano comentó que el jueves se reunirá con el gobernador de Texas, Rick Perry, para analizar la cantidad, el lugar y las tareas que tendrían los miembros de la Guardia Nacional en la vigilancia de esa zona.

Pero la decisión de enviar a la Guardia Nacional a la frontera con México dependerá de las consultas posteriores con el Pentágono y la Casa Blanca, precisó.

Al responder a las críticas de que el plan quizá sea insuficiente ante la magnitud del problema, Napolitano enfatizó que se trata de "un movimiento muy robusto de personal" en la lucha antinarcóticos y de "millones y millones de dólares" para las autoridades locales y estatales.

Preguntada por Efe sobre la construcción del muro en la frontera, dijo que continuarán los tramos ya iniciados, pero reconoció que esa "no es la mejor forma de gastar nuestros dólares para evitar que entren las drogas a EE.UU." o para arrestar y procesar a los contrabandistas.

El "inventario" policial incluye, entre otros elementos, un centenar de agentes de ATF, más agentes de inteligencia y un incremento en las inspecciones de las líneas ferroviarias.

Además, el Departamento del Tesoro aumentará sus operaciones contra el lavado y el contrabando de dinero que fluye a los narcotraficantes.

Para atajar el consumo de drogas en EE.UU., el Gobierno ya dispone de unos 5.000 millones de dólares para reducir el uso de estupefacientes de su lado de la frontera y para programas de prevención y tratamiento.

La estrategia antinarcóticos se anuncia en paralelo a una serie de visitas de funcionarios de alto nivel a México, que culminará con la del propio presidente Barack Obama el próximo 16 de abril, rumbo a la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago.

Napolitano y el secretario de Justicia, Eric Holder, viajarán a México la próxima semana para una conferencia sobre el contrabando de armas y para consultar con sus colegas mexicanos otras medidas de seguridad.