EE.UU. está decidido a impedir que Irán se convierta en potencia nuclear, dice Biden

  • Washington, 5 may (EFE).- El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, dijo hoy que Washington está decidido a impedir que Irán se convierta en una potencia nuclear y afirmó que el plazo para que el diálogo con Teherán rinda frutos es limitado.

Obama y Peres se reúnen para hablar de Irán y proceso de paz en Oriente Medio

Obama y Peres se reúnen para hablar de Irán y proceso de paz en Oriente Medio

Washington, 5 may (EFE).- El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, dijo hoy que Washington está decidido a impedir que Irán se convierta en una potencia nuclear y afirmó que el plazo para que el diálogo con Teherán rinda frutos es limitado.

"Estamos intensamente concentrados en impedir el grave peligro (...) de un Irán nuclear", afirmó Biden en un discurso ante el grupo de presión pro israelí AIPAC en la capital estadounidense.

"Un Irán nuclear amenaza con desatar una carrera armamentística en la región que haría que cada país esté menos seguro", indicó el número dos de la Casa Blanca.

Añadió que la estrategia hacia Teherán de los últimos años "obviamente no ha funcionado", en referencia a la negativa del ex presidente George W. Bush de abrir un diálogo con Irán hasta que el país no detuviera su programa nuclear.

"Desde 2000 Irán (...) ha producido miles de kilos de uranio enriquecido", insistió Biden, en referencia al programa de enriquecimiento de uranio que ha despertado el temor entre los países occidentales a que Teherán esté intentando desarrollar una bomba atómica.

"En lugar de frenar el peligro en los últimos seis años el peligro ha aumentado", explicó.

"Ese es el motivo de que vayamos a perseguir una diplomacia directa y basada en principios con Irán con el objetivo primordial de prevenir que adquiera armas nucleares", adelantó.

"Queremos que Irán ocupe su legítimo lugar en la comunidad de naciones", indicó, para precisar que si los esfuerzos para solucionar el problema de forma dialogada no funcionan, EE.UU. tendrá un mayor apoyo internacional para considerar "otras opciones".

Dijo que Teherán puede sumarse a la comunidad de naciones u optar por "un futuro diferente", uno de presión internacional, aislamiento y uno en el que ninguna opción esté fuera de consideración.

"Dada la situación que hemos heredado sabemos que no tenemos un tiempo ilimitado para hacer la valoración" de cómo proceder en el caso de Irán, explicó Biden, quien criticó el apoyo de Teherán a organizaciones terroristas como Hamás y Hezbollah.

Dijo estar convencido, por lo demás, de que Irán explota el conflicto entre israelíes y palestinos a su favor.

En ese sentido, la continuidad del conflicto entre Israel y Palestina e Israel y el mundo árabe refuerza la posición estratégica de Irán, dijo Biden.

"Le dan a Irán un campo de juego en el que extender su influencia, patrocinar elementos extremistas, inflamar la opinión pública", indicó para insistir que esa es una razón más para poner fin al conflicto.

Sus palabras coinciden con la visita a Washington del presidente israelí Simon Peres que se reunió hoy con su homólogo estadounidense Barack Obama para tratar, entre otros asuntos, sobre el proceso de paz entre israelíes y palestinos y el programa nuclear iraní.

El encuentro entre ambos jefes de Estado forma parte de una serie de reuniones que Obama mantiene con líderes de Oriente Medio, y dentro de la cual en las próximas semanas se reunirá también con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

La Casa Blanca lanzó a finales de marzo la oferta más directa de diálogo a Teherán en 30 años de enfrentamientos.

"Mi Gobierno está comprometido con una diplomacia que aborde toda la gama de asuntos pendientes entre nosotros y con la búsqueda de lazos constructivos entre EE.UU., Irán y la comunidad internacional", anunció entonces Obama.