El exilio califica de positiva la reunión entre EE.UU. y Cuba, pero no espera decisiones

  • Miami (EE.UU.), 27 abr (EFE).- Algunos grupos del exilio cubano en Miami calificaron hoy de "paso positivo" las reuniones informales que inició Estados Unidos con funcionarios de la Sección de Intereses de Cuba en Washington para debatir asuntos de interés común.

Miami (EE.UU.), 27 abr (EFE).- Algunos grupos del exilio cubano en Miami calificaron hoy de "paso positivo" las reuniones informales que inició Estados Unidos con funcionarios de la Sección de Intereses de Cuba en Washington para debatir asuntos de interés común.

Pese a ello, advirtieron que no es posible creer que se alcancen decisiones de alto nivel y menos aún cuando el Gobierno cubano se "niega" a hablar con la oposición interna.

Para la influyente Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), con sede en Miami, las reuniones son un "paso lógico y positivo después de que se han intercambiado mensajes tanto del Gobierno de Estados Unidos como el Gobierno cubano".

"En las recomendaciones que le hicimos al presidente Barack Obama, recientemente, le dijimos que debían reiniciarse las conversaciones migratorias que se habían paralizado en el 2004", dijo a Efe Francisco "Pepe" Hernández, presidente de la FNCA.

Robert Wood, portavoz del Departamento de Estado, informó que hoy se celebró el segundo encuentro entre ambos países, con la participación del secretario de Estado adjunto para Latinoamérica, Thomas Shannon, y el responsable de la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos.

La reunión se efectuó luego de que Obama ordenó el levantamiento de las restricciones a viajes y remesas a Cuba; medidas para facilitar las comunicaciones con la isla e hizo un llamamiento al Gobierno castrista para que no interfiera en los envíos o en las relaciones familiares de sus ciudadanos.

"Es un paso positivo, ciertamente, pero no es algo por lo que podamos pensar que se tomaran decisiones de alto nivel, pero también entendemos que este tipo de reuniones han tenido lugar en el pasado, es decir, que si hay una diferencia con las de ahora, es que se han hecho públicas", dijo Hernández.

Sin embargo, enfatizó que las reuniones son beneficiosas para ambos países.

Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, opinó que el diálogo entre "factores en conflicto, siempre es constructivo". "Considero que es bueno que haya comunicación", indicó.

No obstante, agregó que esa comunicación siempre tiene que estar en función de los derechos del pueblo cubano.

"Tristemente, el régimen cubano, a pesar de que se ha dispuesto a hablar con el Gobierno de Estados Unidos, hasta el día de hoy no ha querido hablar con su propio pueblo, es decir, la oposición interna que reiteradamente le ha planteado un diálogo nacional y lo ha ignorado", dijo el activista cubano.

Sánchez afirmó que ello es una violación al más elemental "principio de soberanía de los cubanos" por parte del régimen cubano que "irónicamente sí está dispuesto a conversar con Estados Unidos, que ha sido su tradicional adversario a través de 50 años".