El Gobierno celebra que siga el "Plan Colombia" pese a la reducción de fondos

  • Bogotá, 9 may (EFE).- El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, se mostró hoy satisfecho por la continuidad del "Plan Colombia" pese a que los fondos se reducirán en unos 34 millones de dólares.

El Gobierno celebra que siga el "Plan Colombia" pese a la reducción de fondos

El Gobierno celebra que siga el "Plan Colombia" pese a la reducción de fondos

Bogotá, 9 may (EFE).- El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, se mostró hoy satisfecho por la continuidad del "Plan Colombia" pese a que los fondos se reducirán en unos 34 millones de dólares.

El programa pasará de 547 millones de dólares aprobados para este año a 513 millones en 2010, según detalló en la víspera el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

Al respecto, el canciller recalcó que esta reducción "se preveía" y que lo importante es que "el plan continúa".

"Se mantiene un número importante de recursos, eso es una importante señal", agregó el titular de Relaciones Exteriores, quien expresó a Estados Unidos su agradecimiento porque "la colaboración en la lucha contra el terrorismo es invaluable".

El Plan Colombia se pactó en 2001 por los entonces presidentes Bill Clinton y Andrés Pastrana, y desde entonces Colombia ha recibido en torno a 6.500 millones de dólares para la lucha contra el narcotráfico y las guerrillas.

"La relación de Colombia con Estados Unidos es histórica y cuenta con el apoyo de los dos partidos, demócratas y republicanos (...); vamos a seguir con esa agenda bipartidista y vamos a mantener una relación de profundización con Estados Unidos", auguró Bermúdez.

El canciller hizo así referencia a la nueva era de las relaciones entre Bogotá y Washington tras la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, después de que durante la Administración de George W. Bush Colombia fuera el principal aliado de ese país en Suramérica.

Bermúdez dijo además que Bogotá seguirá trabajando para que el Congreso de Estados Unidos apruebe el Tratado de Libre Comercio (TLC), paralizado por las reticencias de los demócratas que cuestionan la sistemática violación de derechos humanos en el país andino.

Pero el canciller enfatizó en que hay voluntad de las dos partes para sacar adelante el tratado, pese a la "preocupación general" por los derechos humanos.

"Nosotros hemos tomado medidas en la protección de los derechos humanos que me atrevería a decir que ningún país ha tomado", agregó, al explicar que "en Colombia, los principales violadores provienen del narcotráfico y el terrorismo".

Al reconocer que "todavía hay una tarea importante que cumplir", detalló que en los casos de violaciones por las fuerzas del orden colombianas "el Estado ha tomado medidas".

Puso como ejemplo la reciente retirada de sus cargos "de 38 miembros de la fuerza pública, entre ellos dos generales y tres coroneles", involucrados en el reclutamiento y muerte de varios jóvenes que fueron después presentados como guerrilleros muertos en combate, en el escándalo conocido como "falsos positivos".

"La única manera de hacer sostenible la política de seguridad democrática (eje central del Gobierno de Uribe), que ha dado resultados excelentes, es que haya transparencia y plena vigencia de los derechos humanos", agregó.

Asimismo, consideró que el TLC es importante también "para Estados Unidos porque no es solo un tema económico, sino político".

"Por cada centímetro de comercio legal es un centímetro que arrebatamos al narcotráfico y al terrorismo", concluyó al defender la necesidad de sacar adelante ese acuerdo.