El Gobierno de EE.UU. prorroga las sanciones contra Birmania

  • Washington, 15 may (EFE).- La Casa Blanca extendió hoy por un año las sanciones contra Birmania al considerar que la actuación de la Junta Militar sigue constituyendo una amenaza "extraordinaria e inusual" a la seguridad nacional y la política exterior de EE.UU.

Washington, 15 may (EFE).- La Casa Blanca extendió hoy por un año las sanciones contra Birmania al considerar que la actuación de la Junta Militar sigue constituyendo una amenaza "extraordinaria e inusual" a la seguridad nacional y la política exterior de EE.UU.

En una notificación al Congreso, el presidente Barack Obama indicó que las sanciones contra Birmania tienen que continuar más allá del 20 de mayo, que es cuando expira la anterior orden.

Las renovaciones de las sanciones mediante orden presidencial son un procedimiento rutinario que se repite cada año.

De hecho, a principios de mes, Obama hizo lo mismo con las sanciones contra Irán y Zimbabue.

Las sanciones a las que se refiere Obama fueron impuestas el 20 de mayo de 1997, por el entonces presidente Bill Clinton y ampliadas en 2003, 2007 y 2008 para poder responder con más contundencia a la represión ejercida por el régimen militar birmano y las violaciones de los derechos humanos.

Esa prórroga de las sanciones contra Birmania se producen a pesar de que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijera en su gira por Asia que las políticas empleadas hasta ahora y el régimen de sanciones no han funcionado para provocar un cambio en ese país.

No obstante, en la declaración presidencial Obama afirma que "la crisis entre EE.UU. y Birmania, que se produjo a raíz de las acciones y políticas del Gobierno birmano, entre ellas las represiones a gran escala de la oposición democrática que provocaron las sanciones en 1997, no ha sido resuelta".

"Esas acciones y políticas son hostiles para los intereses de EE.UU. y representan una continua amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de EE.UU. Por esta razón he determinado que es necesario mantener la emergencia nacional con respecto a Birmania y las sanciones para poder responder a esta amenaza", indicó el presidente.

La prórroga de las sanciones contra Birmania se produce además en un momento en el que tanto EE.UU. como otros países reclaman la puesta en libertad de la líder opositora y Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, que ingresó el jueves en la cárcel, acusada por la Junta birmana de incumplir los términos del arresto domiciliario.