El Gobierno dominicano condena la decapitación de un dominicano y un haitiano

  • Santo Domingo, 5 may (EFE).- El Gobierno dominicano condenó hoy "enérgicamente" los sucesos en los que un dominicano y un haitiano resultaron decapitados y puntualizó que estos no constituyen una "política de Estado" dirigida a perseguir a ningún ciudadano nacional o extranjero.

Santo Domingo, 5 may (EFE).- El Gobierno dominicano condenó hoy "enérgicamente" los sucesos en los que un dominicano y un haitiano resultaron decapitados y puntualizó que estos no constituyen una "política de Estado" dirigida a perseguir a ningún ciudadano nacional o extranjero.

El ministerio de Relaciones Exteriores local remitió a los medios de prensa un comunicado que enviará a la embajada de Haití en la República Dominicana, en el que calificó las muertes como actos "deleznables", pero aclaró que ocurrieron "entre particulares".

Sostuvo que como en ocasiones anteriores, las autoridades nacionales actuarán con la responsabilidad y la celeridad necesarias para perseguir a los responsables y someterlos a la acción de la justicia.

"El Gobierno dominicano, como en ocasiones anteriores, condena enérgicamente estos hechos deleznables y cualquier otro que pueda ocurrir, no solamente contra un ciudadano dominicano, sino contra cualquier ser humano sin importar su nacionalidad", dijo la Cancillería.

En la misiva, el Gobierno garantiza que "también en esta ocasión los responsables del hecho serán llevados a los tribunales para que respondan por sus actos".

El viernes pasado un haitiano decapitó a un comerciante dominicano en un sector de Santo Domingo Oeste y en venganza una multitud, entre la que se presume estuvo un hermano de la víctima, cercenó la cabeza de un haitiano, según informaciones de la Policía dominicana.

El canciller haitiano, Alrich Nicolas, expresó ayer a Efe desde Puerto Príncipe su condena a la decapitación de su compatriota, acto que calificó de "bárbaro".

"Esta situación", destacó el funcionario, "tiende a propiciar un clima de tensión que podría afectar a las relaciones entre los dos países".

Nicolas solicitó a las autoridades judiciales y policiales dominicanas "asumir sus responsabilidades" en este caso.