El nuevo jefe de la OTAN busca reconciliación con los musulmanes

El nuevo jefe de la OTAN busca reconciliación con los musulmanes

El nuevo jefe de la OTAN busca reconciliación con los musulmanes

ESTAMBUL (Reuters) - El ex primer ministro danés Anders Fogh Rasmussen dijo el lunes que prestará una atención especial a las sensibilidades religiosas en su nuevo cargo como secretario general de la OTAN, unas declaraciones dirigidas a tranquilizar los temores musulmanes por su nombramiento.

Turquía había amenazado con vetar su candidatura por su gestión durante la crisis de 2006 desatada por la publicación de unas caricaturas del profeta Mahoma en un diario danés.

Sus declaraciones en el II Foro de las Civilizaciones, en Estambul, no fueron las disculpas claras que esperaban las autoridades turcas.

"Respeto el islam como una de las grandes religiones del mundo, así como sus símbolos religiosos", manifestó Rasmussen durante una conferencia en el foro que promueven España y Turquía para construir puentes entre Occidente y el mundo musulmán.

El Foro de la Alianza de las Civilizaciones coincide con la visita a Turquía del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la primera a un país musulmán desde que llegó al cargo en enero. Obama se va a reunir con distintos responsables turcos y está previsto que acuda a la cena de la conferencia.

"Me dolió profundamente que las viñetas fueran vistas por muchos musulmanes como un intento por parte de Dinamarca de marcar e insular o comportarse de un modo irrespetuoso hacia el islam o el profeta Mahoma. Nada podría estar más lejos de mi intención", manifestó Rasmussen.

Las divergencias por su nombramiento, que estuvieron a punto de romper la imagen de unidad en la cumbre del 60 aniversario de la Alianza Atlántica, celebrada el pasado fin de semana, se resolvió después de que Obama garantizase que habría mandos turcos en el mando de la OTAN y que uno de los vicesecretarios generales será turco.

El ex primer ministro danés había defendido anteriormente la publicación de las viñetas, que causaron manifestaciones de protesta en países musulmanes, defendiendo la libertad de expresión, y se negó a pedir disculpas.

"Durante mi mandato como secretario general de la OTAN, prestaré una atención especial a las sensibilidades religiosas y culturales de las diferentes comunidades que pueblan nuestro mundo cada vez más plural y globalizado", dijo el lunes.

AFGANISTÁN, CRUCIAL

La Alianza está involucrada en la mayor operación militar de su historia en Afganistán, y Turquía, el único miembro musulmán de la organización, había dicho que la designación de Rasmussen dificultaría la misión en este país.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, copatrocinador del Foro junto con su homólogo turco, Recep Tayip Erdogan, dio comienzo a la reunión afirmando que un Afganistán pacífico es crucial.

"Queremos que Afganistán se gobierne por sí mismo. Queremos reconciliar a la población civil para poner fin al terror y ofrecer al pueblo afgano todas las oportunidades para vivir en paz y desarrollo", afirmó. España va a enviar más soldados al país para ayudar en la seguridad durante la celebración de las elecciones afganas, previstas para agosto.

Erdogan pidió un mayor esfuerzo para superar las divisiones religiosas y culturales.

"Todavía tenemos la oportunidad de escribir la historia de este siglo, que comenzamos con conflictos y polarización basados en diferencias religiosas y culturales, como uno de paz, armonía y tolerancia", señaló.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señaló que la Alianza de Civilizaciones podría "apagar los fuegos antes de que prendan".