ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

El Parlamento Andino dice que se deben hacer políticas de Estado de continuidad

  • Quito, 17 abr (EFE).- La presidenta del Parlamento Andino, la ecuatoriana Ivonne Baki, condicionó hoy el proceso de integración regional a que se tomen "decisiones políticas verdaderas" y señaló que se tienen que elaborar "políticas de Estado de continuidad" para conseguir que el sistema andino se consolide.

El Parlamento Andino dice que se deben hacer políticas de Estado de continuidad

El Parlamento Andino dice que se deben hacer políticas de Estado de continuidad

Quito, 17 abr (EFE).- La presidenta del Parlamento Andino, la ecuatoriana Ivonne Baki, condicionó hoy el proceso de integración regional a que se tomen "decisiones políticas verdaderas" y señaló que se tienen que elaborar "políticas de Estado de continuidad" para conseguir que el sistema andino se consolide.

En una entrevista con radio Quito, Baki calificó el reciente encuentro de las instituciones del sistema andino realizado en Lima como "muy positivo", en el que, tras 40 años de funcionamiento, se hizo un balance de "qué se ha hecho bien y qué falta hacer, qué reformas se tienen que dar".

"La respuesta general fue que debe haber más decisión política para encontrar solución a los problemas que tenemos, que haya políticas de Estado de continuidad", precisó Baki.

Por eso, la ecuatoriana señaló como necesario que no se esté hablando siempre de que en la región hay debilidad o división, porque eso es una "percepción" y los problemas internos "se dan en cualquier integración".

No obstante, ante una nueva etapa de desacuerdos inaugurada por Ecuador respecto a las preferencias arancelarias, Baki señaló que "o se toman decisiones políticas verdaderas o es difícil que siga el proceso de integración".

La representante del Parlamento Andino explicó que los miembros deben entender que si uno de ellos tiene un problema los demás también los tienen y que esos problemas surgen por "la falta de integración real".

Asimismo, Baki hizo referencia a la propuesta venezolana de tener el sucre como moneda regional común e indicó que, aunque es una iniciativa que necesita de un proceso técnico, si hubiera "una moneda común" los países andinos tendrían menos problemas comerciales, como el que ha surgido ahora con Ecuador.

"Lo último que se da en una integración llega con la moneda, es lo que se dio en Europa, pero yo creo que después de 40 años de la Comunidad Andina ya es momento de esa madurez", explicó.

Sin embargo, Baki señaló que aún queda mucho por hacer y que "la educación en el tema de la integración", el identificarse como andino y "la cultura regional tienen que empezar a cambiar" con vistas a que prevalezca la concepción latinoamericana, una cultura de "unión".

"Es momento de que tengamos que poner todas la cartas sobre la mesa y reconocer el problema. Pero como somos fuertes encontraremos soluciones. En el momento actual no hay más que la integración. Los bloques y los países separados tienen debilidades graves y las soluciones se dan solamente con grupos fuertes", añadió.

Para Baki es el momento de realizar una "reflexión con la visión de grupo y no sólo de países aislados, es el momento oportuno para tomar una solución real" que aproveche la coyuntura de la crisis económica mundial para fortalecer una integración.

En las últimas semanas el Gobierno de Ecuador ha defendido las medidas arancelarias sobre las importaciones que aplica desde enero pasado para intentar equilibrar la balanza de pagos en el marco de la crisis financiera internacional.

Esas medidas suscitaron la protesta de sus socios andinos que se vieron perjudicados por las restricciones y los impuestos sobre las importaciones, ante lo cual la Comunidad Andina resolvió que Ecuador tenía que respetar las preferencias arancelarias con sus miembros.

Pero el país argumenta que también se ha visto perjudicado por las devaluaciones monetarias aplicadas por Perú y Colombia, medida que el Gobierno ecuatoriano no puede tomar, pues su economía está dolarizada desde el año 2000, por lo que ha pedido que se revise esa resolución.