El presidente israelí felicita al pueblo iraní, pero arremete contra Ahmadineyad

  • Jerusalén, 22 mar (EFE).- El presidente del Estado de Israel, Simón Peres, felicitó al pueblo iraní por el Año Nuevo persa en un discurso radiofónico en el que recordó las "estrechas relaciones" entre los dos países en la época del Shah y exhortó a los iraníes a no escuchar a su presidente, Mahmud Ahmadineyad, .

El presidente israelí felicita al pueblo iraní, pero arremete contra Ahmadineyad

El presidente israelí felicita al pueblo iraní, pero arremete contra Ahmadineyad

Jerusalén, 22 mar (EFE).- El presidente del Estado de Israel, Simón Peres, felicitó al pueblo iraní por el Año Nuevo persa en un discurso radiofónico en el que recordó las "estrechas relaciones" entre los dos países en la época del Shah y exhortó a los iraníes a no escuchar a su presidente, Mahmud Ahmadineyad, .

La Presidencia israelí dio a conocer hoy en un comunicado esa felicitación después de que se supiera que el presidente de EEUU, Barack Obama, hizo lo propio en un vídeo en el que lanzó un mensaje a las autoridades iraníes para lograr "una implicación honesta y basada en el respeto mutuo".

"Con gran felicidad quiero felicitaros, con ocasión de vuestra festividad de Nuruz, una celebración de renovación que trae alegría y esperanza para un nuevo día, para días mejores, y un dichoso año nuevo", manifestó Peres en su discurso, difundido por la radio "Voz de Israel" en su servicio en farsi.

Israel e Irán no mantienen relaciones diplomáticas, y el tono de las declaraciones amenazantes entre los dos países se han elevado en los últimos años, especialmente a raíz del programa nuclear que desarrolla Teherán, que el Estado judío considera una de sus principales amenazas estratégicas.

Peres, por su parte manifestó: "Me dirijo al noble pueblo iraní en nombre del antiguo pueblo judío y deseo que vuelva a ocupar su justo lugar entre las ilustres naciones del mundo".

En su discurso, grabado junto con una entrevista -parte de la cual fue radiada en farsi-, el jefe del Estado israelí recuerda una visita oficial que realizó a Irán durante el período del Shah, cuando ambos países gozaban de "estrechas relaciones", reza el documento.

Asimismo, Peres habló de la situación de tensión que atraviesan esas relaciones y responsabilizó a los dirigentes iraníes.

"La situación en Irán es difícil. Hay un gran numero de desempleados, mucha corrupción, muchas drogas, y una insatisfacción general", afirmó.

Y al referirse al programa nuclear iraní, que según su presidente tiene fines pacíficos, Peres apunta: "Es imposible alimentar a vuestros niños con uranio enriquecido para desayunar, necesitan un desayuno de verdad; no podéis invertir vuestro dinero en enriquecer uranio y decidles a vuestros hijos que permanezcan hambrientos y un poco ignorantes".

Peres exhorta al pueblo iraní a "no escuchar a Ahmadineyad. No se puede gobernar a todo un pueblo con instigación y odio".

Y apostilla que finalmente los iraníes "harán caer a esos líderes porque no sirven al pueblo y al final el pueblo lo comprenderá".