El presidente somalí pide el respaldo internacional para controlar el territorio

  • Bruselas, 23 abr (EFE).- El presidente de Somalia, Shaif Sheij Ahmed, expresó hoy la "firme determinación de su gobierno" de usar la ayuda internacional que reciba para recuperar el control estatal sobre todo el territorio y resolver el problema de la piratería "desde las raíces".

Bruselas, 23 abr (EFE).- El presidente de Somalia, Shaif Sheij Ahmed, expresó hoy la "firme determinación de su gobierno" de usar la ayuda internacional que reciba para recuperar el control estatal sobre todo el territorio y resolver el problema de la piratería "desde las raíces".

"Pedimos no sólo se contemplen soluciones parciales, porque los que perpetran sus acciones en el mar, tienen la tierra como punto de partida", afirmó el presidente en la inauguración de la Conferencia de Donantes para Somalia.

El somalí pidió la asistencia internacional para formar a sus fuerzas de seguridad y para reforzar la misión de la Unión Africana (AMISAM), y habló de un "plan" para restablecer la autoridad del estado en toda Somalia.

A su vez, se comprometió a poner de su parte para intentar buscar una solución definitiva para la crisis a través de una "verdadera reconciliación" de las facciones enfrentadas.

"Queremos asegurar que cada uno tenga la oportunidad de participar en la reconstrucción en el país", aseguró.

A su juicio, la Conferencia de Donantes organizada por la Unión Europea y la ONU "ayudará al gobierno provisional a ser un gobierno que pase a la acción", aunque recalcó que ya se han dado "algunos pasos hacia la paz y estabilidad".

El país africano inició una nueva fase de su proceso de pacificación cuando en enero el Parlamento eligió como jefe de Estado a Shaif Sheij Ahmed, y aprobó el pasado 14 de marzo el nombramiento como primer ministro de Omar Abdirashid Ali, hijo de un antiguo presidente somalí.

Sin embargo, algunas facciones integristas islámicas han rechazado la apertura del Gobierno de transición, que pretende llevar al país a elecciones generales, y han jurado que seguirán combatiendo hasta que lo depongan.

El presidente somalí lamentó los "ataques" recibidos desde su llegada a la capital, Mogadiscio, y afirmó que su gobierno hace lo que puede para restaurar la seguridad, aunque hay "una serie de problemas y obstáculos para hacerlo".

De los 162 millones de euros que se esperan recaudar hoy la mayor parte se destinará a la misión de paz de la Unión Africana, que recibirá 103 millones en metálico y otros 35 millones en forma de equipamiento y vehículos.

Los otros 24 millones servirán para contratar a 10.000 policías y 6.000 efectivos para las fuerzas de seguridad somalís.

Shaif Sheij Ahmed insistió hoy en que la piratería es un "síntoma de la falta de seguridad y estabilidad en el país", y el único modo de resolverlo es el restablecimiento de la paz y la seguridad en las regiones controladas por los "señores de la guerra".

Añadió que "nuestro deber es perseguir a los criminales no sólo en el mar sino en la tierra".

El jefe de estado del inestable país africano recalcó que el problema de la piratería en sus aguas es "lamentable", pues "sólo puede dañar la reputación de los somalís y a la comunidad internacional en su conjunto".