El Príncipe de Asturias rindió homenaje a las víctimas de un ataque en Bogotá

  • Bogotá, 27 may (EFE).- El Príncipe de Asturias homenajeó hoy a las 55 víctimas del ataque al Palacio de Justicia de Bogotá ocurrido en 1985 y condenó todos los actos y objetivos terroristas "que desprecian los más fundamentales derechos humanos".

El Príncipe de Asturias rindió homenaje a las víctimas de un ataque en Bogotá

El Príncipe de Asturias rindió homenaje a las víctimas de un ataque en Bogotá

Bogotá, 27 may (EFE).- El Príncipe de Asturias homenajeó hoy a las 55 víctimas del ataque al Palacio de Justicia de Bogotá ocurrido en 1985 y condenó todos los actos y objetivos terroristas "que desprecian los más fundamentales derechos humanos".

El heredero de la Corona española se expresó así horas después de ser recibido junto a su esposa, Letizia, con honores de jefe de Estado por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, en el Palacio de Nariño, con motivo de su primera visita oficial a este país.

El Príncipe de Asturias, que el viernes inaugurará junto a Uribe el V Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo en Medellín, pronunció un discurso en la sede del Poder Judicial, donde hace 24 años perdieron la vida 11 magistrados y otras 44 personas, y calificó aquellos hechos de "extrema crueldad".

El dramático suceso se produjo después de que la entonces guerrilla del M-19 tomara el edificio y a continuación el Ejército lo redujera a escombros con el fuego de los tanques.

En sus palabras, el Príncipe aseguró que los "métodos y actos del terrorismo son siempre injustificables e inhumanos " y que no tienen cabida en la Colombia y en la América Latina del Tercer Milenio.

De acuerdo con las palabras de Don Felipe, ese terrorismo que desprecia los más elementales derechos humanos se debe combatir desde "la democracia, con todos los instrumentos del estado de Derecho, asegurando un amplio espacio de libertad, justicia y paz para los ciudadanos, junto al apoyo pleno y solidario a las víctimas y a sus familias".

Antes de acudir al Palacio de Justicia y nada más ser recibidos en la residencia presidencial, el Príncipe y Uribe mantuvieron su primera reunión de trabajo en la que repasaron ampliamente las relaciones bilaterales entre España y Colombia.

Don Felipe agradeció al mandatario colombiano, en su nombre, en el del Gobierno español y en el de España, la acogida recibida.

Los Príncipes de Asturias se acercaron hasta la plaza de Simón Bolívar, en la que se erige el monumento al libertador de América y ante el que el Heredero de la Corona depositó una corona de laurel.

Ahí se escucharon por segunda vez en la mañana los himnos de los dos países y los aplausos de un reducido número de espectadores, rodeados de fuertes medidas de seguridad.

La plaza, a unos metros de la residencia presidencial, es el centro neurálgico del poder de Bogotá. Frente a la estatua del Libertador se encuentra el Palacio de Justicia y a sus espaldas la sede del Congreso, que visitarán hoy también los Príncipes de Asturias.

Una vez terminada la ofrenda floral, los Príncipes se dirigieron a pie hasta la Alcaldía, en dónde les recibió el regidor, Samuel Moreno, que en el salón de plenos y en un solemne acto les entregó las llaves de oro de la ciudad y les declaró huéspedes ilustres.

El Príncipe, al agradecer la distinción, recordó que la fuerza de esta ciudad arrancó cuando la fundó el español Gonzalo Jiménez de Quesada en 1538 y que hoy se ha convertido en "un centro del saber, de la educación y de la creación artística e intelectual".

"Nos alegran sus éxitos y nos entristecen sus sufrimientos", añadió Don Felipe, para asegurar que estamos hermanados por el pasado y por una actualidad fructífera y una esperanza en el futuro.

Esta noche, Uribe y su esposa, Lina Moreno, ofrecerán una cena en honor de los Príncipes en el Palacio de Nariño.