El Rey agradece a Sarkozy el resultado de la "ejemplar cooperación" de Francia contra ETA

  • Madrid, 28 abr (EFE).- El Rey ha expresado al presidente francés, Nicolas Sarkozy, el "profundo agradecimiento" de los españoles por la "ejemplar cooperación policial y judicial" de su país, así como por los resultados alcanzados en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada.

El Rey agradece a Sarkozy el resultado de la "ejemplar cooperación" de Francia contra ETA

El Rey agradece a Sarkozy el resultado de la "ejemplar cooperación" de Francia contra ETA

Madrid, 28 abr (EFE).- El Rey ha expresado al presidente francés, Nicolas Sarkozy, el "profundo agradecimiento" de los españoles por la "ejemplar cooperación policial y judicial" de su país, así como por los resultados alcanzados en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada.

En el brindis de la cena de gala ofrecida en el Palacio Real en honor de Sarkozy y de su esposa, Carla Bruni, Don Juan Carlos ha subrayado además que sólo "a través de la acción coordinada y del mayor compromiso con las instancias multilaterales" se logrará superar la "grave crisis económica y financiera" que vive el mundo, "con un muy duro impacto sobre tantas familias".

En ese sentido, ha advertido de que el desarrollo de las ya "intensas relaciones" económicas bilaterales -"especialmente deseable en época de crisis"- requiere una mejora de las infraestructuras de interconexión, marco en el que destacan los grandes proyectos emprendidos en los últimos años en las áreas de "energía, líneas ferroviarias o transporte de mercancías por mar".

"Aún queda mucho por hacer; nuestros dos Gobiernos deben proseguir sin descanso en su trabajo por superar las barreras naturales que dificultan la comunicación" entre ambos países, ha señalado el Monarca, quien confía en recibir de Francia "la mayor complicidad y apoyo" a las apuestas españolas de investigación e innovación tecnológica, al igual que España apoya las francesas.

En referencia a las cumbres del G-20, el Rey ha agradecido a Sarkozy su esfuerzo para que se reconozca el papel que España "puede y debe" desempeñar en la definición del nuevo orden económico mundial, con la seguridad de que el presidente francés compartirá "que es precisamente en los momentos de incertidumbre económica cuando más cobran su auténtico valor los ideales europeístas".

Tras recalcar la "amplia sintonía" entre dos pueblos "comprometidos con la construcción europea, desde la paz, la democracia y la libertad", Don Juan Carlos ha puesto de relieve que Francia y España comparten "la apuesta por una Europa política y de los ciudadanos, con un mayor papel y liderazgo en la escena internacional".

"El excelente trabajo de Francia en el último semestre de 2008 es un referente que tendremos muy presente durante nuestra presidencia de la UE en el primer semestre de 2010", ha insistido el Monarca.

El Rey ha definido a Sarkozy como un "probado amigo de España" y ha valorado su contribución al "creciente clima de amistad" entre los dos países, una "sólida amistad" que se traduce en "la excelente colaboración y entendimiento" logrados entre los Gobiernos español y francés.

En su discurso, el jefe del Estado ha destacado además la importancia de la XXI cumbre hispano-francesa con que culminará mañana esta primera visita de Estado a España de Sarkozy, cuyo contenido pone de manifiesto "la dimensión estratégica" que han alcanzado las relaciones bilaterales.

Ha señalado al respecto que cuanto más avances se logren en el plano bilateral más se podrá contribuir a reforzar la integración de Europa como un continente "con mayor vertebración social, económica y cultural, con más capacidad de innovación y la debida solidaridad, capaz de mirar al futuro con confianza y serenidad".

Don Juan Carlos, que ha abierto su intervención con una frase de Cervantes -"amistades que son ciertas nadie las puede turbar"- ha concluido su discurso con una cita de Voltaire, leída en francés -"todas las grandezas del mundo no valen más que un buen amigo"-, antes de brindar por la "amistad fraternal" entre los dos países "en una Europa cada vez más unida".