El Rey y Sarkozy animan a reforzar la cooperación económica y frente al terrorismo

  • Madrid, 27 abr (EFE).- El Rey y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, han reafirmado hoy la determinación de España y Francia de intensificar su cooperación frente al terrorismo y de avanzar hacia la puesta en marcha de los proyectos pendientes de interconexión transfronteriza pese a la crisis económica.

Madrid, 27 abr (EFE).- El Rey y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, han reafirmado hoy la determinación de España y Francia de intensificar su cooperación frente al terrorismo y de avanzar hacia la puesta en marcha de los proyectos pendientes de interconexión transfronteriza pese a la crisis económica.

Ante las cerca de 130 personalidades invitadas a la cena de gala que los Reyes y los Príncipes de Asturias han ofrecido en el Palacio Real en honor de Sarkozy y su esposa, Carla Bruni, el jefe del Estado francés se ha comprometido a intensificar la lucha y a no bajar la guardia frente a la "plaga" del terrorismo, se llame ETA o Al Qaeda.

Momentos antes, Don Juan Carlos había expresado al presidente francés el "profundo agradecimiento" de los españoles por la "ejemplar cooperación policial y judicial" de su país, así como por los resultados alcanzados en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada.

La necesidad de dar un nuevo impulso a los proyectos de interconexión energética y de transportes ha sido también puesta de relieve tanto por el Rey como por Sarkozy, quien ha apostado por suprimir las barreras entre los dos países y ha afirmado que, lejos de verse paralizadas por la crisis, esas inversiones son aún más necesarias para reactivar las respectivas economías.

En el mismo sentido, Don Juan Carlos ha advertido de que el desarrollo de las ya "intensas relaciones" económicas bilaterales -"especialmente deseable en época de crisis"- requiere una mejora de las infraestructuras de interconexión, marco en el que destacan los grandes proyectos emprendidos en los últimos años en las áreas de "energía, líneas ferroviarias o transporte de mercancías por mar".

El Monarca ha animado además a ambas naciones a trabajar juntos en la escena internacional a favor "de la acción coordinada y del mayor compromiso con las instancias multilaterales", porque sólo así se logrará superar la "grave crisis económica y financiera" que vive el mundo, "con un muy duro impacto sobre tantas familias".

En este contexto, Don Juan Carlos ha agradecido a Sarkozy su esfuerzo para que se reconozca el papel que España "puede y debe" desempeñar en la definición del nuevo orden económico mundial y el presidente francés ha expresado su apoyo a la presencia de este país en el G-20 como "una de las grandes economías del mundo".

En la primera jornada de su visita de Estado a España, el presidente francés y su esposa han sido recibidos en el Palacio Real por los Reyes y los Príncipes de Asturias, con quienes han conversado unos minutos en privado antes de pasar los seis al Salón del Trono para saludar uno a uno a los invitados a la cena.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, encabezaba la representación del Ejecutivo, de la que formaban parte la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, y los ministros Miguel Ángel Moratinos (Asuntos Exteriores), Alfredo Pérez Rubalcaba (Interior), Cristina Garmendia (Ciencia) y Ángeles González-Sinde (Cultura).

El líder del PP, Mariano Rajoy, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, han compartido mesa con el presidente del Senado, Javier Rojo, varios portavoces parlamentarios, el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, y las máximas autoridades del poder judicial.

Los presidentes del Banco Santander, Emilio Botín, y el BBVA, Francisco González, figuraban junto al presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, entre los representantes del mundo económico presentes en la cena, a la que han asistido también los toreros Curro Romero y Sebastián Castella, el dramaturgo Josep María Flotats, los artistas Eduardo Arroyo y Manuel Valdés y el cocinero Juan Mari Arzak.

Música de los compositores franceses Ravel, Bizet y Saint-Saens y del español Barbieri ha servido de fondo a las conversaciones de los comensales, que tras la cena han pasado al Salón de Columnas del palacio para asistir a un concierto del Cuarteto Casals, que ha interpretado con "stradivarius" una pieza de Juan Crisóstomo Arriaga.