Embajador transmitirá a Perú la preocupación boliviana por una visita parlamentaria

  • La Paz, 16 feb (EFE).- El embajador peruano en Bolivia, Fernando Rojas, dijo hoy que transmitirá al Congreso de su país la preocupación del Gobierno de Evo Morales por la visita de unos parlamentarios en misión de investigación sobre las "Casas del ALBA".

La Paz, 16 feb (EFE).- El embajador peruano en Bolivia, Fernando Rojas, dijo hoy que transmitirá al Congreso de su país la preocupación del Gobierno de Evo Morales por la visita de unos parlamentarios en misión de investigación sobre las "Casas del ALBA".

Rojas, que se reunió hoy con el viceministro de Exteriores boliviano, Hugo Fernández, señaló que éste le transmitió "la preocupación que en las autoridades bolivianas ha generado la visita de estos parlamentarios peruanos".

"He recibido los puntos de vista del señor vicecanciller, que han sido muy respetuosos y en un ánimo muy correcto, y los voy a transmitir a las autoridades del Congreso del Perú", anunció el diplomático.

Además, insistió en que "no hay ningún 'impasse'", ya que a su juicio el malestar expresado por el Gobierno boliviano por la visita de los parlamentarios peruanos "no es un tema que deba afectar en absoluto a las relaciones entre los dos países".

"Hemos tratado de que esto se maneje dentro de un ánimo más cordial y que no se convierta en un asunto que no tiene el nivel como para entorpecer las relaciones de los países", agregó.

Una comisión parlamentaria peruana se reunió el lunes pasado en La Paz con opositores al Gobierno de Morales en el marco de sus investigaciones sobre la posible injerencia extranjera para promover actividades terroristas a través de las llamadas "Casas del Alba" (Alternativa Bolivariana para las Américas).

Las relaciones entre Perú y Bolivia estuvieron marcadas por la tensión el año pasado por varios roces verbales entre los presidentes Alan García y Evo Morales, que a mediados de 2008 desembocaron en la llamada a consultas del embajador de Lima en La Paz.

Esas desavenencias se volvieron a poner de manifiesto en las negociaciones comerciales entre la Comunidad Andina (CAN) y la Unión Europea (UE).