España y China se dan cita en la asolada Sichuan para buscar salidas a la crisis

  • Chengdu (China), 28 abr (EFE).- Sichuan, la provincia china que hace un año quedó asolada por un terremoto, acoge desde hoy el V Foro España-China, en el que políticos, empresarios y académicos de ambos países intercambiarán ideas para afrontar la crisis y negociarán proyectos de inversión española en la región.

España y China se dan cita en la asolada Sichuan para buscar salidas a la crisis

España y China se dan cita en la asolada Sichuan para buscar salidas a la crisis

Chengdu (China), 28 abr (EFE).- Sichuan, la provincia china que hace un año quedó asolada por un terremoto, acoge desde hoy el V Foro España-China, en el que políticos, empresarios y académicos de ambos países intercambiarán ideas para afrontar la crisis y negociarán proyectos de inversión española en la región.

Otro "seísmo", pero financiero, afectó a las dos economías y a sus trabajadores (más de 20 millones de empleos perdidos en China, 4 millones de parados alcanzados en España), por lo que la búsqueda de soluciones conjuntas a la crisis preside el encuentro pese a su carácter multitemático, un foro que fue inaugurado en la capital provincial, Chengdu, por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

"En estos momentos de dificultad es el momento de ser más imaginativos, mas emprendedores que nunca", señaló Aído en la inauguración, sin olvidarse, como titular de Igualdad, del papel de la mujer en la lucha contra la crisis.

"Hay que contar con toda la formación, capacidad y creatividad de nuestras sociedades, por lo tanto no nos podemos permitir el despilfarro de no contar con la mitad de la población, las mujeres", señaló.

También intervino en la apertura el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ángel Lossada, quien destacó que la presidencia de turno de España en la Unión Europea, en el primer semestre de 2010, puede ser un momento de acercamiento entre Madrid y Pekín, y por tanto entre China y Europa.

"Queremos una presidencia que supere obstáculos y malentendidos (de China) con la Unión Europea y avance en la consolidación de unas relaciones que son esenciales", destacó Lossada.

Tras las cuatro ediciones anteriores, celebradas en las ciudades más conocidas de los dos países (Pekín, Madrid, Barcelona y Shanghai), China y España han hecho una apuesta arriesgada en 2009 por Chengdu, capital de Sichuan, poco conocida por los españoles y que, tras el seísmo de mayo de 2008 (90.000 muertos y desaparecidos) afronta la reconstrucción de muchos distritos devastados.

"Poco a poco debemos adentrarnos en el interior de China. Es muy fácil conocer Pekín y Shanghai, pero el dinamismo que se está produciendo dentro de China hay que venir para verlo", destacó a Efe Juan Lladó, presidente de la Fundación Consejo España China y de la empresa Técnicas Reunidas.

Lladó y directivos de otras empresas españolas especializadas en infraestructuras de todo tipo son destacados asistentes al foro, en el que celebrarán reuniones con representantes chinos para invertir en Sichuan, una región hasta ahora más bien conocida por el terremoto y por ser el hábitat de los osos panda, pero en la que viven el doble de habitantes que en España (unos 90 millones).

Algunas compañías españolas ya han aterrizado en este corazón desconocido de China, como Indra, que ha instalado simuladores de vuelo y busca ampliar su presencia en la zona con sistemas de control de tráfico aéreo o ferroviario, o Ferroatlántica, cuyo presidente, Juan Miguel Villar Mir, presentará mañana, miércoles, sus proyectos de inversión en la provincia.

Se confía que este foro, en el que participan un centenar de empresarios de destacadas empresas españolas y chinas, ayude por tanto a recuperar la inversión (la española en China cayó en 2008 un 34 por ciento, según citó hoy en el foro Cui Yanxin, investigadora del Ministerio de Comercio chino).

Pese a destacadas caídas del cartel de última hora (como la del ex ministro Josep Piqué, quien no pudo acudir al foro por problemas burocráticos), la cita de este año quiere mantener el diálogo de las anteriores ediciones anuales y profundizarlo, no sólo en temas económicos y comerciales.

Por ello, también se celebran comités paralelos de cultura, leyes, ciudades e igualdad (este último presidido por la ministra Aído), por lo que España es uno de los pocos países que mantienen actualmente con China un mecanismo anual de diálogo multidisciplinar.