Fernández y Lula minimizan los conflictos comerciales con una apuesta por la integración

  • Buenos Aires, 23 abr (EFE).- Los presidentes de Argentina, Cristina Fernández, y Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, buscaron hoy restar importancia a sus conflictos comerciales, al renovar la intención de ambos países de profundizar la integración.

Fernández y Lula minimizan los conflictos comerciales con una apuesta por la integración

Fernández y Lula minimizan los conflictos comerciales con una apuesta por la integración

Buenos Aires, 23 abr (EFE).- Los presidentes de Argentina, Cristina Fernández, y Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, buscaron hoy restar importancia a sus conflictos comerciales, al renovar la intención de ambos países de profundizar la integración.

Tras una extensa reunión que celebraron en Buenos Aires, la sexta en los últimos 30 días, los mandatarios negaron que haya una contradicción en las medidas que aplica cada nación para proteger el comercio en el marco de la crisis global.

Lula llegó anoche a Buenos Aires junto a una nutrida comitiva para una visita de menos de 24 horas destinada a analizar la marcha de las relaciones con Argentina en el contexto del mecanismo de consultas periódicas acordado a comienzos de 2008.

"No hay ninguna contradicción. La situación de la crisis internacional obliga a todos los países a defenderse", indicó el gobernante brasileño durante una rueda de prensa posterior a su encuentro con Fernández.

"Tenemos que acostumbrarnos a que en política internacional tener opiniones diferentes no constituye tener malas relaciones", dijo a su vez la mandataria argentina, quien sostuvo que "la crisis obliga a todos los países a disponer medidas que no tienen que ver con el proteccionismo, sino con dar respuestas concretas a su sociedad".

Fernández apuntó que "el proteccionismo es algo más amplio que una simple cuestión aduanera", tras la controversia desatada este año entre empresarios argentinos y brasileños en torno al comercio bilateral, fuertemente afectado en los últimos meses como consecuencia de la crisis económica global.

El litigio se desató en febrero pasado, cuando la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP) brasileña propuso la imposición de restricciones a algunos productos importados desde Argentina como represalia por la decisión de la Aduana de este país de exigir licencias de importación para 800 productos.

"Una devaluación dispar o beneficios fiscales también constituyen proteccionismo de carácter fiscal. No nos fijemos únicamente en las aduanas cuando hablamos de proteccionismo", enfatizó Fernández.

Por primera vez en 69 meses, la balanza comercial con Brasil dio en marzo último un superávit a Argentina, como resultado de una caída en los intercambios que resultó mayor en el caso de las importaciones argentinas de productos brasileños.

"La integración es la mejor y la mayor forma de salir de la crisis", remarcó Lula durante un almuerzo en su honor realizado en la sede de la Cancillería argentina.

En la rueda de prensa, los dos jefes de Estado remarcaron el cambio de expectativas que implicó la llegada al poder de Barack Obama en Estados Unidos y subrayaron la importancia de la reciente V Cumbre de las Américas celebrada en Trinidad y Tobago.

"Todos, desde Obama hasta (el presidente de Venezuela Hugo) Chávez y Evo (Morales, gobernante de Bolivia) entendieron que necesitamos una nueva relación entre la región y Estados Unidos", manifestó Lula.