Fernández y Lula niegan que haya una contradicción en las medidas para proteger el comercio

  • Buenos Aires, 23 abr (EFE).- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y su par de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, negaron hoy que haya una contradicción en las medidas que aplican ambos países para proteger el comercio en el marco de la crisis global.

Buenos Aires, 23 abr (EFE).- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y su par de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, negaron hoy que haya una contradicción en las medidas que aplican ambos países para proteger el comercio en el marco de la crisis global.

"No hay ninguna contradicción. La situación de la crisis internacional obliga a todos los países a defenderse", indicó Lula da Silva durante una rueda de prensa en la Casa de Gobierno de Argentina, tras una reunión con Fernández.

A tono, la mandataria argentina sostuvo que "la crisis obliga a todos los países a disponer medidas que no tienen que ver con el proteccionismo, sino con dar respuestas concretas a su sociedad".

"Yo creo que el proteccionismo es algo más amplio que una simple cuestión aduanera", sostuvo Fernández tras la controversia desatada este año entre empresarios argentinos y brasileños en torno al comercio bilateral, fuertemente afectado en los últimos meses como consecuencia de la crisis económica global.

El litigio se desató en febrero pasado cuando la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP) de Brasil propuso la imposición de restricciones a algunos productos importados desde Argentina como represalia por la decisión de la Aduana de este país de exigir licencias de importación para 800 productos.

"Una devaluación dispar, o beneficios fiscales también constituyen proteccionismo de carácter fiscal. No nos fijemos únicamente en las aduanas cuando hablamos de proteccionismo", enfatizó Fernández.

Por primera vez en 69 meses, la balanza comercial con Brasil dio en marzo último un superávit a Argentina, como resultado de una caída en los intercambios que resultó mayor en el caso de las importaciones argentinas de productos brasileños.

El mes pasado, las ventas argentinas a Brasil registraron una caída interanual del 10,4 por ciento, hasta 915 millones de dólares, mientras que las compras bajaron un 33,5 por ciento, hasta 895 millones, con lo que Argentina obtuvo un saldo favorable de 20 millones de dólares, según cifras oficiales brasileñas.

Lula llegó anoche a Buenos Aires junto a una nutrida comitiva de funcionarios para una visita de menos de 24 horas que finalizará esta tarde, cuando emprenda su regreso a Brasilia.