Gobierno de EE.UU. planea ampliar significativamente su cuerpo diplomático

  • Washington, 8 may (EFE).- El proyecto de presupuestos del Departamento de Estado contempla para el año fiscal 2010 la creación de 1.226 nuevos puestos para el cuerpo diplomático y duplicar los de la agencia de desarrollo USAID hasta 2012, según detalló hoy el Gobierno.

Gobierno de EE.UU. planea ampliar significativamente su cuerpo diplomático

Gobierno de EE.UU. planea ampliar significativamente su cuerpo diplomático

Washington, 8 may (EFE).- El proyecto de presupuestos del Departamento de Estado contempla para el año fiscal 2010 la creación de 1.226 nuevos puestos para el cuerpo diplomático y duplicar los de la agencia de desarrollo USAID hasta 2012, según detalló hoy el Gobierno.

El plan presupuestario prevé un aumento de 25% de los funcionarios del Servicio Exterior del Departamento de Estado a partir del año fiscal que comienza en octubre y hasta 2013, y duplicar el número de empleados de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés) hasta 2012.

En el Departamento de Estado hay actualmente 6.600 personas dedicados al Servicio Exterior y otros 1.000 en USAID.

De los 53.900 millones de dólares que pide el presidente Barack Obama para el Departamento de Estado para el ejercicio fiscal 2010, una partida de 1.700 millones de dólares está destinada a aumentar sus recursos humanos.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, también quiere incrementar el número de personal civil dentro del Departamento de Estado, que trabajarán en áreas de conflicto.

El proyecto presupuestario está en la línea de lo expresado por la jefa de la diplomacia estadounidense cuando tomó posesión de su cargo, el pasado 22 de enero.

Durante su primer día de trabajo además prometió devolverles el protagonismo que se merecen a los diplomáticos y al personal que trabaja en el Servicio Exterior.

En una visita a la sede de la USAID, Clinton afirmó hoy que es "esencial" que esa agencia sea fortalecida y sus programas adecuadamente financiados para recuperar su liderazgo.

La Asociación del Servicio Exterior se ha quejado en muchas ocasiones, al igual que Clinton abiertamente cuando tomó las riendas de la diplomacia exterior, de que los diplomáticos y el Departamento de Estado han sido desatendidos en los últimos años.

Este malestar tuvo que ver, en parte, con el hecho de que con las guerras en Irak y Afganistán, el Pentágono cobró protagonismo y asumió tareas que antes pertenecían a Exteriores.

En este sentido, el plan presupuestario de Obama y Clinton también prevé que la asistencia exterior se duplique en 2015, algo que será imposible poner en práctica sin un aumento considerable de personal.

El presupuesto incluye 4.400 millones para la nueva estrategia de EE.UU. en Afganistán y Pakistán, 500 millones para Irak, 3.400 millones para ayuda alimentaria, 579 millones para luchar contra el cambio climático, 7.600 millones para programas de salud y 981 millones para planes de educación.

Por otra parte, recoge 8.400 millones para reforzar la seguridad, las fuerzas y la lucha antiterrorista, de los cuales 5.300 millones son para ayuda militar en Oriente Medio, Latinoamérica, Europa, Eurasia, Israel y Egipto.

También prevé una dotación de 550 millones para la Iniciativa Mérida de lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado en México y Centroamérica.