Honduras iniciará mañana el proceso para levantar la suspensión de Cuba en la OEA

  • Washington, 21 may (EFE).- Honduras presentará mañana ante el Consejo Permanente de la OEA un proyecto de resolución encaminado a que la Asamblea General, que se celebrará en junio en San Pedro Sula, levante la suspensión impuesta a Cuba en 1962.

Honduras iniciará mañana el proceso para levantar la suspensión de Cuba en la OEA

Honduras iniciará mañana el proceso para levantar la suspensión de Cuba en la OEA

Washington, 21 may (EFE).- Honduras presentará mañana ante el Consejo Permanente de la OEA un proyecto de resolución encaminado a que la Asamblea General, que se celebrará en junio en San Pedro Sula, levante la suspensión impuesta a Cuba en 1962.

Ese año, en plena Guerra Fría y en mitad de la crisis de los misiles, se convocó una reunión de cancilleres en Punta del Este (Uruguay), donde se suspendió la participación de Cuba en el organismo debido a sus vínculos con los países del bloque chino-soviético, considerados "incompatibles" con el Sistema Interamericano.

En la agenda de la sesión ordinaria del Consejo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebrará mañana, consta en el punto seis que Honduras presentará un primer borrador de una resolución que previsiblemente será debatida en la XXXIX Asamblea General del organismo, que tendrá lugar entre el 1 y el 3 de junio.

Honduras, en su calidad de país organizador de la reunión anual de los cancilleres de los 34 Estados miembros de la OEA, dijo que la suspensión de Cuba de la OEA debe ser derogada en la Asamblea General y propondrá que ese debate sea incluido en la agenda.

Mañana será, por tanto, la primera vez que la OEA hable oficialmente de Cuba en una sesión de su Consejo Permanente desde 1962.

Con poco más de una semana de la celebración de la reunión anual de la OEA, los países miembros, si quieren volver a abrir completamente la puerta de la OEA a Cuba, deben preparar el terreno de antemano para tener todo atado cuando llegue el momento de la decisión.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo en la V Cumbre de las Américas que propondrá a la Asamblea General debatir la derogación de la resolución.

Insulza, que aboga desde hace tiempo porque la OEA facilite a Cuba la readmisión en el Sistema Interamericano, considera que la suspensión de Cuba es un "residuo de la Guerra Fría" y contiene referencias históricas que no concuerdan con la realidad política actual.

En cualquier caso, una posible derogación de dicha decisión de 1962 no implica la readmisión automática de Cuba a la OEA, ya que la decisión de regresar corresponde al Gobierno de La Habana, pero también será necesario un debate en el seno del organismo, según Insulza.

La mayoría de los países miembros de la OEA quieren que Cuba vuelva al organismo hemisférico, pero Estados Unidos se muestra reticente.

De hecho, todos los países de Latinoamérica, salvo El Salvador, de momento, mantienen relaciones diplomáticas con Cuba, e incluso ese país centroamericano ha anunciado, mediante su presidente electo, Muricio Funes, que restablecerá los lazos con La Habana.

La postura que adopte EE.UU. en la Asamblea acerca de Cuba será analizada con especial atención, ante el "nuevo comienzo" que desea impulsar el presidente Barack Obama en las relaciones de Washington con La Habana.

Pese a esa oferta a La Habana, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, afirmó el miércoles en el Senado estadounidense que Cuba tendrá que hacer los cambios necesarios para cumplir con los principios democráticos por los que se rige la OEA antes de poder volver al organismo.

"Hemos sido muy claros sobre ello, emprender el camino hacia la democracia, liberar a los presos políticos y respetar las libertades fundamentales, eso es lo que significa ser miembro de la OEA", subrayó la secretaria de Estado de EE.UU.

Clinton aseguró, además, que "cualquier esfuerzo para readmitir a Cuba en la OEA está en las manos de La Habana".