HRW aplaude la prohibición en EE.UU. de las exportaciones de bombas de racimo

  • Nueva York, 18 mar (EFE).- Human Rights Watch (HRW) aplaudió hoy la prohibición de prácticamente todas las exportaciones de bombas de racimo que incluye la nueva ley presupuestaria de EE.UU., que pondrá fin a la venta de este tipo de armas a países de Oriente Medio y del Norte de África.

HRW aplaude la prohibición en EE.UU. de las exportaciones de bombas de racimo

HRW aplaude la prohibición en EE.UU. de las exportaciones de bombas de racimo

Nueva York, 18 mar (EFE).- Human Rights Watch (HRW) aplaudió hoy la prohibición de prácticamente todas las exportaciones de bombas de racimo que incluye la nueva ley presupuestaria de EE.UU., que pondrá fin a la venta de este tipo de armas a países de Oriente Medio y del Norte de África.

La organización de derechos humanos señaló en un comunicado de prensa que esta nueva legislación firmada la semana pasada por el presidente de EE.UU., Barack Obama, debería alentar a Washington y a los países de la región a unirse al tratado internacional que prohíbe por completo el uso de este tipo de armamento.

Según la nueva ley, los fabricantes de armas estadounidenses solo pueden vender bombas de racimo que tras su detonación dejen sin explotar menos del 1 por ciento de las submuniciones que contienen.

Estas submuniciones que permanecen inertes son las que posteriormente se convierten en peligrosas trampas para la población civil.

La mayoría de las municiones de racimo en el arsenal estadounidense incumple la condición impuesta por la nueva ley, que también obliga al país receptor de estas bombas a asegurarse de que las emplea en zonas "donde se sabe que no hay población civil".

"La munición de racimo proporcionada por EE.UU. ha causado grandes daños a las poblaciones civiles de Líbano, Irak, Sahara Occidental y en muchos otros lugares de la región", dijo la responsable para Oriente Medio y el Norte de África de HRW, Sarah Leah Whitson.

Agregó que esta prohibición debería llevar a estos países a considerar esta prohibición como "un primer paso hacia la erradicación en la región de este armamento impreciso y poco fiable que años después de su empleo sigue cobrándose la vida y las extremidades de civiles".

Las naciones que han recibido en Oriente Medio y el norte de África bombas de racimo estadounidenses son Egipto, Bahrein, Israel, Jordania, Marruecos, Omán, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, según HRW.

La organización con sede en Nueva York recordó que los asesores de Obama indicaron durante la campaña electoral del año pasado su intención de revisar de cerca el tratado internacional sobre bombas de racimo y colaborar en los esfuerzos para evitar la muerte de civiles.

El tratado, que fue ratificado el año pasado, "prohíbe, bajo cualquier circunstancia, el uso, desarrollo, fabricación, adquisición y almacenamiento" de las bombas de racimo, al tiempo que refuerza la asistencia a las víctimas, la mayoría civiles.