Kouchner cambia de opinión y ahora está contra del ingreso de Turquía en la UE

  • París, 7 abr (EFE).- El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, aseguró hoy que las presiones de Turquía contra el nombramiento del danés Anders Fogh Rasmussen al frente de la OTAN le han hecho cambiar de opinión sobre el ingreso de Ankara en la Unión Europea (UE) y que ahora se muestra contrario.

Kouchner cambia de opinión y ahora está contra del ingreso de Turquía en la UE

Kouchner cambia de opinión y ahora está contra del ingreso de Turquía en la UE

París, 7 abr (EFE).- El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, aseguró hoy que las presiones de Turquía contra el nombramiento del danés Anders Fogh Rasmussen al frente de la OTAN le han hecho cambiar de opinión sobre el ingreso de Ankara en la Unión Europea (UE) y que ahora se muestra contrario.

El ministro había discrepado hasta ahora públicamente del presidente, Nicolas Sarkozy, sobre la entrada de Turquía en la UE.

"Yo era partidario de la entrada de Turquía en la UE", aseguró el ministro en la radio RTL, antes de añadir que ya no es favorable al ingreso de Ankara.

"Me ha sorprendido mucho la forma de presión que han ejercido sobre nosotros", señaló el ministro, que fue eurodiputado socialista y llamado a entrar en el Gobierno del conservador Sarkozy.

Kouchner consideró "torpe" que Ankara recordara el incidente producido en 2005 con la publicación de unas caricaturas de Mahoma en una revista danesa, lo que provocó una gran oposición y violentas manifestaciones de protesta en países musulmanes.

"La evolución de Turquía en el sentido de (fomentar) una religión más reforzada, de un laicismo menos pronunciado, me inquieta", afirmó el jefe de la diplomacia francesa.

Ankara bloqueó el nombramiento de Rassmusen al frente de la OTAN el pasado fin de semana y sólo la intervención de Estados Unidos venció el veto turco al político danés.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se pronunció a favor del ingreso de Turquía en la UE, lo que despertó la reacción de Sarkozy, ferviente opositor a esta entrada.

Kouchner apoya ahora la decisión de su presidente y asegura que "no son los estadounidenses quienes tienen que decidir quién entre o no en Europa".