La canciller mexicana afirma que la cooperación internacional es la única vía para frenar la gripe A

  • Madrid, 12 may (EFE).- La canciller mexicana, Patricia Espinosa, hizo hoy un llamamiento a la cooperación internacional como única vía para atajar la crisis sanitaria provocada por la gripe A, que definió como un "reto global" que no puede asociarse a una región o a un país en exclusiva.

La canciller mexicana afirma que la cooperación internacional es la única vía para frenar la gripe A

La canciller mexicana afirma que la cooperación internacional es la única vía para frenar la gripe A

Madrid, 12 may (EFE).- La canciller mexicana, Patricia Espinosa, hizo hoy un llamamiento a la cooperación internacional como única vía para atajar la crisis sanitaria provocada por la gripe A, que definió como un "reto global" que no puede asociarse a una región o a un país en exclusiva.

La secretaria de Relaciones Exteriores mexicana intervino hoy en la Tribuna Iberoamericana, un foro organizado por la Casa de América de Madrid y la Agencia Efe, donde advirtió de que actualmente hay un "escenario serio, pero no la pandemia de mortalidad muy elevada que los expertos esperan que ocurra tarde o temprano".

Espinosa, que estuvo acompañada durante su intervención por el epidemiólogo mexicano Adolfo Martínez Palomo, subrayó la "naturaleza cambiante del virus de la gripe A, al que sus constantes mutaciones lo convierten en "un patógeno impredecible y potencialmente peligroso".

Por ello, dijo, la "cooperación internacional no es solo indispensable, sino la única forma de atender esa emergencia sanitaria que amenaza a todo el mundo".

La ministra de Exteriores de México defendió la "prontitud" y la "transparencia" con la que ha actuado su país desde que se observaron los primeros casos de la gripe AH1N1.

México fue el país donde se detectaron los primeros casos de la infección, que hasta el momento ha provocado en esa nación la muerte de 56 personas y ha contagiado a más de dos mil.

Tras la reanudación de las actividades escolares y de los servicios interrumpidos la semana pasada por el Gobierno mexicano, Espinosa dijo que todavía están en vigor "medidas preventivas con objeto de contener la propagación del virus".

Unas medidas que fueron decretadas el mismo día 23 de abril cuando los análisis canadienses confirmaron que se trataba de un nuevo virus.

"México ha seguido todas las recomendaciones de la OMS" e inclusive se ha adelantado a las medidas previstas en las fases de alerta, reiteró la canciller.

Preguntada sobre las medidas previstas para paliar los efectos de la crisis en la economía mexicana, Patricia Espinosa señaló que el Gobierno de México ha anunciado la asignación de 10.000 millones de dólares a la banca de desarrollo para "beneficiar a la pequeñas y medianas empresas y al sector del turismo".

En este sentido, dijo que se estudian "medidas específicas" para estimular el turismo nacional e internacional para lo que se mantendrán contactos con los tour operadores.

Tras mostrar su agradecimiento al pueblo español por su solidaridad, la canciller mexicana hizo un llamamiento para que España y México "como socios comerciales protejan su comercio, la inversión y el turismo" y trabajen juntos para salir adelante de la crisis.

El epidemiólogo Adolfo Martínez Palomo subrayó, por su parte, que la infección podría haber afectado entre 6.000 y 32.000 personas en México, la mayoría de ellas sin síntomas, pero que los individuos con una salud más débil son las que han tenido manifestaciones más severas de la patología.

El investigador médico dijo que México dispone de cantidad suficiente de antivirales para hacer frente a la epidemia, cuyo origen, aclaró, no se ha determinado todavía.

Para Martínez Palomo, México ha sufrido una "epidemia de influenza A (gripe) y otra de desinformación" e insistió en que las medidas restrictivas dispuestas por algunos países no tienen eficacia en el control de la infección.

El experto subrayó que la infección sí responde a los tratamientos con antivirales, al tiempo que han demostrado su eficacia las medidas preventivas puestas en marcha.

Al foro celebrado en la Casa de América también asistió el embajador mexicano, Jorge Zermeño, quien habló de "incidentes menores" al referirse a algunos casos de discriminación hacia los mexicanos residentes en España a causa de la gripe A.

A juicio del diplomático, son "detalles menores que reflejan cierta alarma transmitida por los medios de comunicación", pero en general, subrayó, que "la comunidad mexicana en España se siente bien tratada".