La OTAN inicia una maniobras conjuntas en Georgia, pese al rechazo de Rusia

  • Tiflis, 6 may (EFE).- La OTAN inició hoy en Georgia unas maniobras conjuntas en la que participan varios países no aliados y que han suscitado el rechazo frontal de Rusia y las separatistas Osetia del Sur y Abjasia.

Tiflis, 6 may (EFE).- La OTAN inició hoy en Georgia unas maniobras conjuntas en la que participan varios países no aliados y que han suscitado el rechazo frontal de Rusia y las separatistas Osetia del Sur y Abjasia.

"La inauguración oficial tendrá lugar el próximo lunes, pero los huéspedes extranjeros ya han llegado y la fase preparatoria de las maniobras ha comenzado", informó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa de Georgia.

La primera etapa de los ejercicios militares "Cooperative Longbow 09/Cooperative Lancer 09", que se llevan a cabo en el marco del programa aliado "OTAN Asociación para la Paz", se realizará a nivel de estados mayores y se prolongará hasta el 19 de mayo.

El 21 de mayo comenzará la etapa sobre el terreno, que durará hasta el 3 de junio con la participación de 1.100 efectivos de 16 países, incluida España, tanto miembros de la OTAN como integrantes del programa aliado, que no emplearán armamento pesado.

Al mando de las maniobras está el jefe del cuartel general aliado en Madrid, teniente general Cayetano Miró Valls, mientras su supervisión in situ corre a cargo del brigadier general italiano Giovanni Savarese.

Los ejercicios de estado mayor, que se llevan a cabo en la base militar de Viazani, en las afueras de Tiflis, buscan elevar el grado de complementación de los países miembros a nivel de brigadas multinacionales en situaciones de crisis.

El guión de las maniobras no pudo haber sido mejor elegido: la víspera el presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, afrontó un motín militar en una unidad de blindados, que consiguió sofocar sin recurrir a la violencia.

El amotinamiento se produjo poco después de que el Gobierno georgiano anunciara que había desarticulado un complot para dar un golpe de Estado organizado por ex jefes militares supuestamente "vinculados con los servicios secretos de Rusia".

En un mensaje televisivo a la nación Saakashvili hizo un llamamiento a Rusia para "abstenerse de acciones provocadoras", tras denunciar que ésta concentra tropas en las separatistas regiones georgianas, cuya independencia fue reconocida por Moscú tras la guerra de agosto pasado.

Esas maniobras han sido tachadas de "abierta provocación" por Rusia, que considera que, de esta forma, la OTAN premia a Georgia pese a que éste país fue el que inició en agosto de 2008 la guerra para hacerse con el control de Osetia del Sur.

Moscú instó infructuosamente a la Alianza y a los países participantes a cancelar esos ejercicios, pero sí consiguió que renunciaran a su participación al menos cuatro estados que son aliados suyos, Armenia, Moldavia, Kazajistán y Serbia.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, afirmó que el plan aliado de efectuar estas maniobras "es miope y no contribuye a la reanudación de los contactos entre Rusia y la OTAN", que rompió su cooperación con Moscú tras invadir el Ejército ruso Georgia el año pasado.

A las protestas de Rusia se sumó hoy Osetia del Sur, que denunció que los ejercicios suponen una "abierta demostración" de apoyo por parte de la OTAN a la "máquina de guerra" georgiana.

"Las maniobras son una amenaza directa para la seguridad en el Cáucaso", aseguró Murat Dzhióyev, jefe de la diplomacia suroseta, quien enfatizó que "no hay garantía de que Georgia no utilice esta situación y el apoyo de la OTAN para sus agresivas intenciones".

Las autoridades abjasas declararon a su vez que los ejercicios "pueden animar a Georgia a emprender nuevas aventuras militares y provocaciones contra Abjasia y Osetia, países independientes cuyos pueblos rechazan la coexistencia con Georgia dentro de un solo estado".

Sin embargo, tanto la OTAN como las autoridades georgianas han insistido en que los ejercicios, un simulacro de misión humanitaria bajo mandato de la ONU y otro de defensa frente a un ataque terrorista, se celebrarán según lo planeado hace más de un año.

Pero el secretario general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer, criticó a Saakashvili por hablar de "maniobras de la OTAN" y subrayó que son "unos ejercicios conjuntos de países aliados y de sus socios que Georgia recibe en su territorio".

"Nadie debe malinterpretar los ejercicios que comienzan en Georgia, que no tienen nada que ver ni con las relaciones entre la OTAN y Georgia ni con los vínculos entre la OTAN y Rusia", enfatizó Scheffer.