La UE afirma que la reactivación de la ayuda a Nicaragua depende de Ortega

  • Managua, 8 may (EFE).- La Unión Europea (UE) afirmó hoy que la reactivación de la ayuda que mantiene suspendida a Nicaragua, tras las cuestionadas elecciones municipales del 9 de noviembre pasado, depende de la "posición" del Gobierno de Daniel Ortega.

Managua, 8 may (EFE).- La Unión Europea (UE) afirmó hoy que la reactivación de la ayuda que mantiene suspendida a Nicaragua, tras las cuestionadas elecciones municipales del 9 de noviembre pasado, depende de la "posición" del Gobierno de Daniel Ortega.

En rueda de prensa conjunta, el pleno de embajadores de la UE acreditados en Managua, encabezado por el nuevo jefe de la Delegación de la Comisión Europea (CE) para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, reiteró su compromiso de mantener su ayuda a Nicaragua, que, sin embargo, dependerá del Gobierno sandinista.

"Las puertas están abiertas, pero para bailar el tango se necesitan dos. Así que depende, por supuesto, muchísimo también de la posición del Gobierno nicaragüense", enfatizó Goldstein.

La UE suspendió el año pasado, tras los cuestionados resultados de los comicios municipales de noviembre, 31,7 millones de dólares de ayuda a Nicaragua por identificar en el país incumplimientos de gobernabilidad, transparencia y respeto a los derechos humanos.

El jefe de la Delegación de la CE, nacido en Berlín y quien entregó sus credenciales hace tres días a Ortega, dijo que la UE continúa dialogando con el Ejecutivo nicaragüense para tratar de destrabar esa ayuda.

Ese diálogo con el Gobierno es "para encontrar una solución de cómo canalizar los fondos que existen, que están allí, y que todos queremos continuar en favor de Nicaragua", añadió.

El embajador de los Países Bajos en Nicaragua, Lambert Gringns, quien lidera el grupo de la UE que negocia con Managua el tema de la ayuda, anunció que la próxima semana se reunirán, en la cancillería, con funcionarios nicaragüenses para abordar ese asunto.

"Nos vamos a concentrar en tres puntos: situación macroeconómica y financiera; operatividad del Plan de Desarrollo Humano y la lucha contra la pobreza, y la gobernabilidad, donde vamos a enfocarnos en el punto de elecciones (municipales) y el proceso electoral", detalló.

El diplomático holandés recordó que la suspensión de la ayuda a Nicaragua se debió a los "eventos" que ocurrieron antes, durante y después de los comicios municipales, ganados ampliamente por los sandinistas y denunciados como "fraudulentos" por la oposición.

Agregó que Nicaragua es un país soberano "que toma sus propias decisiones en cuanto a su modelo de desarrollo político" y, por tanto, en esa reunión escucharán cuáles son las "propuestas" del Gobierno en cuanto al tema de gobernabilidad, macroeconomía y finanzas públicas".

Consultado sobre si la UE espera que Nicaragua se comprometa con la obligatoriedad de la observación nacional y extranjera en venideros procesos electorales, el embajador dijo que sí.

Asimismo, aclaró que la UE no tiene fecha límite, como Estados Unidos, que también suspendió su ayuda a Nicaragua tras los mencionados comicios municipales y fijó para el 11 de junio próximo su decisión de descongelar o no 64 millones de dólares al país centroamericano.

Advirtió, sin embargo, de que la decisión que tome Washington será una "señal" a considerar por la UE.

El embajador de España en Managua, Antonio Pérez-Hernández, leyó un extenso informe sobre la cooperación de la UE con Nicaragua, en el que destacó que los Estados miembros y la Comisión Europea constituyen el primer donante para Nicaragua.

El embajador español, presidente temporal de la UE en Centroamérica, en representación de la República Checa, precisó que entre los años 2000 y 2007 la UE y la CE han donado fondos a Nicaragua por un valor de 3.341 millones de dólares.

"El 70 por ciento de los fondos que recibe Nicaragua provienen de la UE. La ayuda europea equivale al 13 por ciento del Producto Interno Bruto y al 40 por ciento del presupuesto general de Nicaragua", destacó.

Subrayó que en ese período se ha apoyado a Nicaragua en materia de gobernabilidad, educación, salud, agua y saneamiento, medio ambiente, seguridad alimentaria, producción, comercio e integración, género, ayuda humanitaria, cooperación científica y técnica, sector energético y otros.

Pérez-Hernández recalcó que la UE "ha estado, está y seguirá estando con el pueblo de Nicaragua".