La UE busca un diálogo constructivo con Cuba frente al embargo de EE.UU., dice un experto

  • Washington, 24 mar (EFE).- La Unión Europea (UE) busca un diálogo constructivo que facilite la transición a la democracia en Cuba frente la política de embargo de Estados Unidos, dijo hoy el director del European Union Center de Miami, Joaquín Roy.

Washington, 24 mar (EFE).- La Unión Europea (UE) busca un diálogo constructivo que facilite la transición a la democracia en Cuba frente la política de embargo de Estados Unidos, dijo hoy el director del European Union Center de Miami, Joaquín Roy.

El estudioso analizó las implicaciones de las relaciones entre Cuba y la UE, respecto a EE.UU., en el centro Woodrow Wilson de Washington, donde aseguró que ese diálogo entre Europa y Cuba pretende abrir canales para establecer unas relaciones más fluidas en materias económica, social y humanitaria.

Por eso, en contraste con la política estadounidense "basada en el embargo", dijo, Europa aboga por "un diálogo político constructivo para facilitar la transición a la democracia".

Pese a que la postura de los países miembros difiere, Roy subrayó que la UE se opone al embargo y a la ley Helms-Burton porque van "en contra de sus principios basados en la libertad de personas y mercancías".

No obstante, señaló que "los problemas y conflictos entre Cuba y Estados Unidos tienen que ser resueltos entre ellos" y subrayó que Europa también pide señales a Cuba "si quiere una relación más cercana con la UE y disfrutar de la relación que (ésta) tiene con otros países en América Latina".

Tradicionalmente, aseguró, a los Gobiernos estadounidenses "no les ha gustado la relación entre Cuba y Europa, la han visto como una relación meramente económica".

EE.UU., a su juicio, no han entendido el vínculo histórico con Cuba y por eso han acusado a la UE de no interesarse por los derechos humanos y de no reunirse con la disidencia.

A pesar de ello, destacó la "hipocresía estadounidense", ya que, aun con el embargo, ese país es ahora el segundo socio comercial de Cuba.

Las instituciones europeas están atentas a los movimientos del Gobierno cubano porque, dijo, el cambio es "impredecible".

"El régimen puede continuar como está con algunos cambios pero no sustanciales, puede producirse un cambio por presión interna o puede suceder como en China, que se de una apertura total al mercado pero políticamente quede igual", declaró.

En esta tesitura, subrayó la importancia de la Unión Europea y de países como España para establecer los lazos en el periodo de transición.

Roy indicó que España trabaja para extender el "ambiente de diálogo constructivo" en la Unión Europea y en ciertos niveles de la nueva Administración estadounidense se ha "redescubierto" su papel estratégico.

"Se ha redescubierto a España como país clave en ciertas regiones del mundo de interés para Estados Unidos como América Latina y en particular en dos países: Cuba y Venezuela".

El experto consideró que el mayor interés de Estados Unidos, "más que presionar para la apertura, los cambios, etcétera", es la estabilidad en la isla.

Desde hace años, explicó, los estudios de las agencias de seguridad estadounidenses no señalan a Cuba como una amenaza militar sino que permanecen atentas al desarrollo de los cambios para evitar que las eventuales fricciones internas puedan desestabilizar la región.

"A Estados Unidos no le interesa que el resultado de la apertura sea una guerra civil en Cuba", aseguró.

La UE y España, según Roy, no tienen inconveniente en trabajar conjuntamente con EE.UU. pero al tiempo "con cautela" para que no se dé a entender o se les acuse desde Cuba de que siguen la guía de Washington.