Las tropas de EE.UU. podrían permanecer en Mosul después de la fecha de retirada

  • Washington, 14 abr (EFE).- Las tropas estadounidenses podrían permanecer en la provincia iraquí de Mosul después del próximo 30 de junio, fecha fijada para el comienzo de la retirada del país, informó hoy el Pentágono.

Las tropas de EE.UU. podrían permanecer en Mosul después de la fecha de retirada

Las tropas de EE.UU. podrían permanecer en Mosul después de la fecha de retirada

Washington, 14 abr (EFE).- Las tropas estadounidenses podrían permanecer en la provincia iraquí de Mosul después del próximo 30 de junio, fecha fijada para el comienzo de la retirada del país, informó hoy el Pentágono.

El coronel Gary Volesky, comandante de las tropas de EE.UU. en la región, explicó en una videoconferencia que están evaluando la situación en Mosul, donde esta semana se han producido varios ataques en los que han muerto seis soldados estadounidenses.

"Estamos discutiendo en estos momentos con nuestros socios iraquíes cuál es el mejor camino para la seguridad futura de Mosul", dijo el coronel.

Washington y Bagdad firmaron a finales de 2008 un pacto de seguridad, que entró en vigor el pasado enero, por el que EE.UU. se compromete a retirar sus tropas de las principales ciudades de Irak en junio de 2009 y a completar la salida definitiva a finales de 2011.

Volesky aseguró que están dispuestos a seguir en la región para apoyar a las autoridades iraquíes en las operaciones de seguridad.

"Si el Gobierno de Irak quiere que nos quedemos, nos quedaremos", subrayó.

El presidente Barack Obama anunció el pasado febrero el fin de las operaciones de combate y la salida de Irak de la mayoría de los actuales 144.000 soldados para agosto del 2010, con un remanente de unos 55.000 en tareas de asesoramiento y formación que terminarán su misión en diciembre de 2011.

"El acuerdo de seguridad fue tomado en otro nivel por encima de mí", pero "si los iraquíes nos invitan a permanecer nos quedaremos para continuar ayudando aquellas operaciones que ayudan a mejorar la calidad de vida y la seguridad de Mosul", sostuvo el coronel.

Actualmente, 4.000 soldados estadounidenses y 25.000 iraquíes se encargan de la seguridad de Mosul, aunque según el coronel todavía harían falta más de 5.300 policías para "poder volver a la normalidad".

En cuanto a los últimos ataques registrados esta semana, Volesky subrayó que la seguridad en la zona ha mejorado "aunque haya habido días malos previos".

Apuntó a militantes de Al Qaeda como los autores detrás de esos ataques a gran escala, pero insistió en que los incidentes y los crímenes han descendido.

Mosul, de mayoría suní, es la tercera ciudad más grande de Irak después de Bagdad y Basora, en el sur, y es también uno de los feudos de la insurgencia vinculada a Al Qaeda.