Lavrov exige un acuerdo de desarme con todos los planes estratégicos de EEUU

  • Moscú, 20 may (EFE).- El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que el nuevo acuerdo de desarme que negocian Rusia y EEUU debe tener en cuenta todos los planes norteamericanos de desarrollo de sistemas de misiles estratégicos.

Lavrov exige un acuerdo de desarme con todos los planes estratégicos de EEUU

Lavrov exige un acuerdo de desarme con todos los planes estratégicos de EEUU

Moscú, 20 may (EFE).- El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que el nuevo acuerdo de desarme que negocian Rusia y EEUU debe tener en cuenta todos los planes norteamericanos de desarrollo de sistemas de misiles estratégicos.

Lavrov dijo que el nuevo acuerdo de reducción de arsenales nucleares que reemplazará al Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START), que expira el 5 de diciembre próximo, debe basarse en el principio de "igual seguridad" para ambas partes.

Este objetivo no puede conseguirse sin tener en cuenta el escudo antimisiles de EEUU, la posibilidad de emplazar armamento en el espacio y los planes de desarrollar cargas no nucleares para los misiles balísticos intercontinentales, subrayó.

El ministro señaló que todos estos factores deberán tomarse en cuenta en las negociaciones que expertos rusos y estadounidenses celebran hoy por segundo día consecutivo en Moscú para presentar sus propuestas sobre el futuro acuerdo, según la agencia Interfax.

Las negociaciones de desarme son un elemento clave del propósito del nuevo presidente norteamericano, Barack Obama, de "reiniciar" las tensas relaciones entre Rusia y EEUU y fortalecer la seguridad global y el control de los armamentos.

Rusia sostiene que debe quedar excluida toda posibilidad de desplegar armas ofensivas estratégicas fuera de los territorios nacionales, con lo que el polémico escudo antimisiles estadounidense no podría instalarse en Europa del Este.

Obama ha aparcado temporalmente ese plan, impulsado por la anterior Administración pese a las protestas de Rusia, con el fin de revisar su viabilidad y costes.

Al tiempo, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, insistió anoche en declaraciones a la televisión rusa en que EEUU nunca ha planeado emplear el escudo antimisiles contra Rusia, que lo considera una "amenaza directa" para su seguridad.

"Ni hablar de tal método de contención. Esto nunca fue nuestro objetivo. Sería un sinsentido, pues Rusia y EEUU son las dos mayores potencias nucleares, ambas con importantes arsenales atómicos", dijo la diplomática al canal de televisión ruso "Vesti-24".

Clinton dijo que EEUU desea ser capaz de neutralizar posibles ataques con misiles por parte de Irán y evitar que armas atómicas caigan en manos de terroristas, por lo que está dispuesto a trabajar con Moscú para valorar juntos posibles amenazas nucleares.

La diplomática expresó la esperanza de que Obama y el presidente ruso, Dmitri Medvédev, en su cumbre del principios de julio próximo en Moscú aprueben las propuestas y decisiones acordadas para entonces en las negociaciones de desarme.