Livni insinúa que no aceptaría ser socia minoritaria de coalición de Netanyahu

JERUSALÉN, 15 (EUROPA PRESS) La líder del Kadima, Tzipi Livni, indicó hoy que no accedería a unirse a un gobierno con Benjamin Netanyahu, del Likud, como primer ministro. "Ya he sido número dos y desde esa posición no podría avanzar", afirmó en declaraciones privadas recogidas por el diario 'Haaretz'. Los colaboradores de Livni han insistido en los últimos días en estos argumentos, antes de que se inicien los primeros contactos directos entre las direcciones del Kadima y el Likud. "O hay una coalición rotativa o iremos a la oposición (...). No nos sentaremos en un Gobierno derechista dirigido por Netanyahu", aseguran los colaboradores de Livni. Además, hoy se ha sabido que el actual primer ministro en funciones, Ehud Olmert, ha aconsejado a Livni que permanezca en la oposición a pesar de haber sido su partido el más votado. Olmert indicó que si Livni se opone a un gobierno con Netanyahu de primer ministro tendrá la victoria garantizada una vez caiga el gobierno del Kadima. La propia Livni parece dispuesta a quedarse en la oposición y muchos dirigentes del Kadima apoyan esa postura. En respuesta a Olmert, el Likud emplazó al Kadima a unirse a un gobierno de Netanyahu. "Sería una desgracia que Livni no abandonara esa política mezquina y, en su lugar, tuviese en cuenta el interés nacional como máxima prioridad", indicó el Likud en un comunicado oficial. Fuentes del Likud indicaron que Netanyahu convocará a Livni para mantener negociaciones para una posible "gran coalición" inmediatamente después de que el presidente, Simon Peres, le encargue la formación de gobierno, informó Israel Radio. Mientras, el ex presidente del Partido Laborista Amir Peretz habría llamado al actual líder del partido, Ehud Barak, para pedirle su dimisión ante el descalabro electoral que deparó sólo 13 escaños al grupo.