Los líderes mundiales piden mantener el compromiso con Afganistán

  • La Haya, 31 mar (EFE).- Dirigentes de todo el mundo pidieron hoy mantener el compromiso internacional con Afganistán para intentar que la continuación de la violencia pueda poner en peligro los logros obtenidos en ese país durante los últimos años.

Los líderes mundiales piden mantener el compromiso con Afganistán

Los líderes mundiales piden mantener el compromiso con Afganistán

La comunidad internacional busca un consenso para estabilizar Afganistán

La comunidad internacional busca un consenso para estabilizar Afganistán

Clinton destaca que la conferencia sobre Afganistán ha reforzado el frente contra Al Qaeda

Clinton destaca que la conferencia sobre Afganistán ha reforzado el frente contra Al Qaeda

Karzai dice que Afganistán no logrará la paz sin la ayuda de sus vecinos

Karzai dice que Afganistán no logrará la paz sin la ayuda de sus vecinos

Clinton resalta la relevancia de la conferencia para el futuro de Afganistán

Clinton resalta la relevancia de la conferencia para el futuro de Afganistán

La Haya, 31 mar (EFE).- Dirigentes de todo el mundo pidieron hoy mantener el compromiso internacional con Afganistán para intentar que la continuación de la violencia pueda poner en peligro los logros obtenidos en ese país durante los últimos años.

Paralizar la ayuda a Afganistán "traicionaría los avances y progresos alcanzados hasta el momento", afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en su intervención ante la conferencia internacional sobre el país asiático que hoy se celebra en La Haya y que reúne a más de 90 países e instituciones.

Las primeras intervenciones de algunos de los participantes más destacados coincidieron en la urgencia de continuar e incrementar el apoyo a Afganistán, pero también en la importancia de buscar un enfoque regional y en valorar la nueva estrategia que presentó el pasado viernes el presidente de EEUU, Barack Obama.

El apoyo a las elecciones presidenciales de agosto y al incremento del tamaño del Ejército y la policía afganas fueron otras cuestiones resaltadas de forma casi unánime.

Obama ha aportado un "cambio cualitativo", porque no se centra solamente en la vertiente militar sino también en "fortalecer" las instituciones afganas, señaló el secretario general de la ONU.

Ban destacó la importancia de que las elecciones presidenciales del próximo 20 de agosto se celebren con "transparencia y credibilidad".

El presidente afgano, Hamid Karzai, afirmó que su país está en "una encrucijada crítica", pues a pesar de los progresos registrados en capítulos como educación, desarrollo o retorno de refugiados, Afganistán necesita que la comunidad internacional mantenga su apoyo para poder continuar su camino hacia la estabilidad.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, llamó a toda la comunidad internacional a unirse a los esfuerzos de su país y reconoció que serán necesarios "grandes sacrificios" para lograr la estabilización de Afganistán.

Clinton pidió además ofrecer una "reconciliación honrosa" a los talibanes y miembros de Al Qaeda que renuncien a la violencia y al extremismo, y anunció que EEUU aportará 40 millones de dólares para impulsar la celebración en verano de unas elecciones "libres" y "limpias" que ayuden a mejorar la "confianza" de los afganos en su Gobierno.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, dijo que España triplicará su aportación para las elecciones afganas (hasta ahora prevista en 1,5 millones de euros) y también contribuirá al fondo para financiar el Ejército afgano.

"Las elecciones son cruciales, son una prueba de credibilidad para Afganistán y para nosotros", afirmó por su parte el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, cuya organización mantiene en ese país la fuerza ISAF con cerca de 60.000 militares de 42 países.

Aunque esta conferencia no fue concebida para recolectar contribuciones económicas, De Hoop Scheffer pidió a los países e instituciones asistentes que aporten fondos para sostener el Ejército y la policía afganos, que están embarcados en un proceso para incrementar sus filas.

"Formar y equipar (las unidades) es una cosa, sostenerlas es otra", dijo el responsable de la OTAN, quien señaló antes de la conferencia que esperaba lograr aportaciones por 2.000 millones de dólares anuales durante cinco años.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, acogió favorablemente la nueva estrategia de EEUU hacia Afganistán, igual que su homólogo francés, Bernard Kouchner, quien dijo que hay "una nueva actitud" especialmente hacia la población civil.

Kouchner afirmó que la comunidad internacional no va a abandonar al país ante "la necesidad de actuar con urgencia", y destacó la propuesta francesa para lanzar un plan europeo de formación de la policía paramilitar afgana.