Los países de Caricom están dispuestos a representar a Turcos y Caicos ante Londres

  • Nassau, 26 mar (EFE).- El primer ministro de Bahamas, Hubert Ingraham, indicó hoy que los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) están dispuestos a representar a las islas Turcos y Caicos ante el Gobierno británico, ante la intención de éste de suspender su Constitución.

Los países de Caricom están dispuestos a representar a Turcos y Caicos ante Londres

Los países de Caricom están dispuestos a representar a Turcos y Caicos ante Londres

Nassau, 26 mar (EFE).- El primer ministro de Bahamas, Hubert Ingraham, indicó hoy que los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) están dispuestos a representar a las islas Turcos y Caicos ante el Gobierno británico, ante la intención de éste de suspender su Constitución.

Ingraham dijo que el Caricom va a plantear próximamente este asunto a las autoridades del Reino Unido.

"Proponemos que cada uno de los países miembros del Caricom realice una representación por separado al Gobierno británico, siempre y cuando podamos llegar a un acuerdo con los dos principales partidos de las islas", señaló.

El Gobierno británico informó recientemente de su intención de suspender parcialmente la Constitución de las caribeñas Turcos y Caicos tras las acusaciones de corrupción vertidas contra el gubernamental Partido Nacional Progresista (PNP) y el ex primer ministro, Michael Misick, quien dimitió el pasado lunes.

La semana pasada, Misick hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que le ayude a detener los planes de suspender parcialmente la Constitución, algo que calificó de "colonialismo moderno".

El plan de intervención del Gobierno británico en la nación caribeña es probable que se lleve a cabo a finales de marzo.

La semana pasada el gobernador de este territorio británico, Gordon Wetherall, designado por la Reina Isabel II, anunció que podría estar a cargo de las islas durante los próximos dos años, tras las recomendaciones de la Comisión de Investigación del país que realizó unas pesquisas sobre las acusaciones de presunta corrupción del Gobierno de Misick.

Ingraham mostró su confianza en poder alcanzar un compromiso con las principales cabezas políticas del país.

"En mis conversaciones con ambas partes he llegado al convencimiento de que ellos pueden ponerse de acuerdo sobre algunos asuntos", dijo.

"Sea lo que sea sobre lo que se pongan de acuerdo nosotros lo asumiremos en su nombre e intentaremos ser lo más persuasivos que podamos, si podemos, con el Gobierno británico", señaló.