Los países desarrollados buscan fórmulas innovadoras para la ayuda al desarrollo

  • París, 28 may (EFE).- La asociación de países desarrollados que forman parte del "grupo piloto" sobre contribuciones de solidaridad a favor del desarrollo se reúnen desde hoy en París con la intención de abordar el futuro de la ayuda internacional en un entorno de crisis.

París, 28 may (EFE).- La asociación de países desarrollados que forman parte del "grupo piloto" sobre contribuciones de solidaridad a favor del desarrollo se reúnen desde hoy en París con la intención de abordar el futuro de la ayuda internacional en un entorno de crisis.

Los representantes de los 55 países que forman parte de esta iniciativa acudieron a la capital de Francia -país que ejerce la presidencia de este grupo en la actualidad- para tratar de analizar las consecuencias sobre la ayuda al desarrollo de la crisis económica y financiera.

Los participantes analizan los métodos innovadores de financiación de la "solidaridad a favor del desarrollo", en un encuentro que inauguró hoy el ministro francés de Asuntos Exteriores y que clausurará el viernes la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan.

A la reunión acuden en París representantes de las Naciones Unidas, del Banco Mundial, del Center for Global Development y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que alberga esta conferencia en su sede de París.

Entre los asistentes a la reunión estuvo hoy el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien reiteró el llamamiento a que los países desarrollados se comprometan de manera obligatoria a aumentar hasta el 0,7% su ayuda oficial al desarrollo.

"Mantenemos nuestro compromiso en alcanzar el 0,7% en el año 2012 y sobre todo voy a hacer un llamamiento, como ya lo hice en Doha, para que ese 0,7% no sea una cifra de referencia sino que sea un compromiso obligatorio de los principales países desarrollados", anunció el ministro.

Moratinos señaló que si hace algunos años "esto era un símbolo al que cada país podía acogerse", el Gobierno español pretende "que todos los países de la OCDE, por ejemplo, se comprometan en llegar en 2015, antes precisamente de que se fijen los objetivos de desarrollo del milenio, al 0,7% como elemento obligatorio".

Recordó que la próxima presidencia de turno de España de la Unión Europea (UE), en el primer semestre de 2010, mantendrá el compromiso de que "los 27 alcancen ya en 2010 el 0,56% (de porcentaje de su riqueza dedicada a la ayuda oficial al desarrollo) y esperamos que en el 2015 (...) todos los países de la OCDE, todos los países desarrollados, tengan la obligación de contribuir con el 0,7%".

Explicó que "la presencia de España en esta conferencia es para discutir y apoyar nuevos instrumentos para la financiación de la cooperación al desarrollo en un momento de crisis económica y financiera internacional".

Destacó que este aspecto "tiene una enorme importancia por dos motivos principales: por demostrar que los países, y sobre todos sus líderes, tienen ese compromiso en la lucha contra el hambre y la pobreza y no bajan la mano".

"Por tanto se reúnen para redoblar los esfuerzos en obtener más recursos y nuevos mecanismos de recaudación de esos recursos en una situación de crisis internacional", añadió.

"Y en segundo lugar, que se está trabajando para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio en 2015", dijo Moratinos.

"Hay ya un plan de acción después de la conferencia de Doha, y hay por lo tanto una movilización de los principales donantes con los países receptores para que se avance y podamos llegar a finales de año con un plan de actuación", explicó.

El Grupo Piloto es un organismo que reúne a un total de 55 Estados y varias organizaciones internacionales y no gubernamentales cuyo objetivo es debatir y actuar en la creación de mecanismos innovadores de financiación de la ayuda al desarrollo.

Fue fundado después de la Conferencia Ministerial sobre Mecanismos Innovadores de Financiación del Desarrollo, que se celebró en 2006 por medio de una declaración conjunta entre el entonces presidente francés, Jacques Chirac, y el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Actualmente este grupo de países ha favorecido el lanzamiento de tres iniciativas principales: la central de compra de medicamentos UNITAID, el mecanismo de prefinanciación a gran escala IFFIm, y los compromisos comerciales por adelantado para la vacuna del neumococo.