Los palestinos acusan a Israel de extender la colonización con un nuevo asentamiento

  • Jerusalén, 18 may (EFE).- La Autoridad Nacional Palestina (ANP) acusó a Israel de extender la colonización con un asentamiento cuya creación se denunció horas antes que el presidente de EEUU, Barack Obama, recibiera hoy al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Jerusalén, 18 may (EFE).- La Autoridad Nacional Palestina (ANP) acusó a Israel de extender la colonización con un asentamiento cuya creación se denunció horas antes que el presidente de EEUU, Barack Obama, recibiera hoy al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

"Esto es un claro mensaje, prueba de la insistencia del Gobierno israelí en seguir adelante con sus políticas colonizadoras", se quejó el asesor presidencial palestino, Nabil Abu Rudaineh, tras conocerse los planes de Israel de reanudar, tres años después de su congelación, la construcción de un nuevo asentamiento judío.

Denominada Maskiot, la nueva colonia se halla en el sector palestino del Valle del Jordán, una decena de kilómetros al sur de la triple frontera entre Israel, Jordania y Cisjordania.

Albergará en principio a veinte familias judías, pero los planes prevén su rápida expansión.

Abu Rudaineh, que considera la decisión una "provocación", exigió al nuevo inquilino de la Casa Blanca que obligue a Israel a cesar la colonización de Cisjordania, porque el nuevo asentamiento "expresa claramente un rechazo del proceso de paz y de la solución de dos estados".

Obama recibía hoy a Netanyahu en Washington por primera vez desde que ambos juraron sus cargos, en lo que es una toma de contacto con vistas a estudiar las formas para reanudar el proceso de paz de Oriente Medio.

La reunión ha estado precedida de una gran tensión por la negativa del líder israelí a aceptar la fórmula de dos estados para dos pueblos -tal como exige EEUU y la comunidad internacional-, y por la continuación de la colonización judía en territorio palestino ocupado.

De no frenar Washington la construcción, temen palestinos y círculos pacifistas israelíes, Maskiot puede ser el comienzo de un nuevo boom colonizador, porque varios partidos ultraderechistas en el gobierno de Netanyahu tienen su respaldo entre los colonos, que exigen más y más viviendas.

"La colonización nunca se detuvo durante el gobierno anterior (de Ehud Olmert); Maskiot fue en realidad idea de ellos, pero es cierto que los colonos esperan ahora una construcción en masa", explicó a Efe Dror Etkes, conocido pacifista israelí y quien en la última década y media ha seguido palmo a palmo la construcción de las colonias.

Etkes asegura que aunque la decisión de construir Maskiot no sea nueva "es una bofetada a Obama" porque su construcción llevaba tres años congelada por presiones del anterior gobierno de Estados Unidos.

En la zona de Maskiot había hasta ahora únicamente una academia de preparación militar israelí y, dentro de ese mismo recinto, seis precarias casas prefabricadas -las comúnmente denominadas "caravanas"- habitadas por familias judías evacuadas en 2005 de la franja de Gaza.

Ahora, a unos doscientos cincuenta metros de ahí, Israel ha alisado y preparado el terreno para la construcción de las veinte primeras viviendas.

"Para nosotros esto es un nuevo asentamiento a todos los efectos", denunció el secretario general de Paz Ahora, Yariv Oppenheimer, para quien la academia militar era un "enclave temporal" y "fácil de evacuar" .

"Ahora ya hay desagües, tuberías, infraestructuras. Después habrá casas y colonos. ¡No es lo mismo! ¡Eso ya es un asentamiento permanente en toda regla!", dijo.

Al dar a conocer la construcción de la colonia mediante licitación pública y un viaje de reconocimiento ayer por parte de los constructores candidatos, el diario Haaretz recuerda que Maskiot será el primer asentamiento que Israel construye en el Valle del Jordán en veintiséis años.