Los presidentes de Argentina y Venezuela comparten la esperanza de cambio de Obama

  • Buenos Aires, 15 may (EFE).- Los presidentes de Argentina y Venezuela dedicaron hoy largos minutos a intercambiar sus diferentes opiniones sobre el perfil de su colega estadounidense, Barack Obama, y finalmente coincidieron en su "esperanza" sobre los cambios que puede implementar el demócrata.

Buenos Aires, 15 may (EFE).- Los presidentes de Argentina y Venezuela dedicaron hoy largos minutos a intercambiar sus diferentes opiniones sobre el perfil de su colega estadounidense, Barack Obama, y finalmente coincidieron en su "esperanza" sobre los cambios que puede implementar el demócrata.

La argentina Cristina Fernández y el venezolano Hugo Chávez dedicaron buena parte de una rueda de prensa que ofrecieron en Buenos Aires a la figura de Obama, que ambos coincidieron en desmarcar de la de George W. Bush.

Ya al llegar a Buenos Aires para reunirse con Fernández, Chávez había manifestado cierto escepticismo: "Nosotros tenemos muchas razones para dudar de que haya un cambio verdadero en el fondo. Se abre una oportunidad, los hechos irán diciendo".

Luego, en la rueda de prensa, fue más allá: "¿Va a seguir el imperio matando niños? Ese imperio tiene que hundirse, ojalá que Obama ayude a hundirlo y sea el primer presidente socialista" de Estados Unidos.

Para diferenciarse, Cristina Fernández sostuvo que "es evidente que la administración de Obama no tiene nada que ver con la de Bush".

"Algunos ven más los condicionantes que tal vez impidan realizar una transformación y hay otros que apostamos a que esas condicionantes puedan bajarse y realizar un cambio de transformación", dijo Fernández sobre la figura de Obama, a la que ya había elogiado en varias oportunidades.

Fernández dijo que la Cumbre de las Américas, celebrada en abril en Trinidad y Tobago, "fue una primera aproximación de Obama a los presidentes de la región que fue buena y positiva" y afirmó que en esa reunión "se respiró una aire diferente y en eso estuvimos todos de acuerdo".

La gobernante recordó que en esa cumbre, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, hizo "una encendida defensa de Chávez ante Obama" al preguntarse cómo se podía acusar al venezolano de antidemocrático si su Gobierno es el que más elecciones ha celebrado en la región, catorce desde 1999.

Chávez reveló haberse sentido "conmovido" por el "muy noble""comentario del alma" de Lula da Silva.

Si bien Fernández dijo en varios pasajes de la rueda de prensa que no hay por qué estar siempre de acuerdo entre los presidentes de la región, al final Chávez le aclaró que "en el fondo" sus visiones sobre Obama "no son muy diferentes".

"Todos compartimos una esperanza. Bush, en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata (Argentina, 2006), se quitaba el audífono cuando algo no le gustaba, lo tiraba adelante de todos. Obama tiene otra formación, otra experiencia, otra trayectoria. Ojalá marque un cambio", señaló el venezolano.

Pese a reconocer que sí tiene "expectativas" respecto a Obama, dijo que el tiempo mostrará si realmente hay cambios.

"En el caso nuestro, ya comenzaron a agredirnos, a decir que apoyamos al terrorismo, a la guerrilla colombiana, que no hacemos nada contra el narcotráfico. (...) Ojalá Obama marque un cambio, que podamos sentarnos a conversar de igual a igual", cerró el venezolano.