Lugo participa en el inicio de una obra vial en una localidad brasileña fronteriza

  • Ponta Porá (Brasil), 29 abr (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, participó hoy en la localidad brasileña de Ponta Porá, en el estado de Mato Grosso do Sul, del acto de inicio de una obra vial que unirá esta región con varios departamentos (provincias) paraguayas.

Ponta Porá (Brasil), 29 abr (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, participó hoy en la localidad brasileña de Ponta Porá, en el estado de Mato Grosso do Sul, del acto de inicio de una obra vial que unirá esta región con varios departamentos (provincias) paraguayas.

"Hoy es una fecha histórica que vamos a recordar, porque estamos escribiendo una nueva página en la historia entre Brasil y Paraguay, queremos que entre ambos países podamos derribar las fronteras geográficas y poder integrarnos plenamente", dijo Lugo en su alocución.

El acto, denominado "Carretera Sur Frontera, Integración Brasil-Paraguay", se llevó a cabo en la intersección de la carretera BR-165 y la BR-386, ubicada en Zanja Pytá, a unos 20 kilómetros del centro urbano de Ponta Porá.

Ponta Porá está separada por una avenida de la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, 550 kilómetros al noreste de Asunción y capital de Amambay.

Las tareas prevén "la pavimentación asfáltica de un tramo de 220 kilómetros a lo largo de toda la línea fronteriza", precisaron fuentes oficiales.

"El mundo de nuestros días ya no admite distanciamientos, ni aislacionismos, solamente juntos, uniendo voluntad, esfuerzo y recursos, podemos alcanzar el desarrollo pleno, el bienestar y la felicidad de nuestros pueblos", indicó además el mandatario paraguayo.

Acotó que "ninguna integración es plena si en ella no se incorpora decididamente lo económico, lo cultural y lo social y estoy seguro de que esta es una convicción compartida también por las autoridades y pueblos de nuestros respectivos países".

También participaron en el acto el intendente de Ponta Porá, Flavio Kayat; el gobernador de Amambay, Juan Bartolomé Ramírez; el ministro de Integración brasileño, Gedel Viera Lima, y el gobernador de Mato Grosso do Sul, Andre Piccinelli.