Lula parte hacia Arabia Saudí, China y Turquía en búsqueda de más comercio

  • Brasilia, 15 may (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, viajó hoy hacia Arabia Saudí, la primera escala de una gira que le llevará también a China y Turquía y que tiene como meta ampliar los horizontes comerciales en esos tres países.

Lula parte hacia Arabia Saudí, China y Turquía en búsqueda de más comercio

Lula parte hacia Arabia Saudí, China y Turquía en búsqueda de más comercio

Brasilia, 15 may (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, viajó hoy hacia Arabia Saudí, la primera escala de una gira que le llevará también a China y Turquía y que tiene como meta ampliar los horizontes comerciales en esos tres países.

El flujo comercial de Brasil con esas tres naciones superó el año pasado los 43.000 millones de dólares (36.444 millones con China, 5.500 millones con Arabia Saudí y 1.150 millones con Turquía) y la intención del viaje es ampliarlo, en especial con el gigante asiático, donde Lula hará la segunda escala de la gira que comenzará mañana en Riad.

En los tres casos, también se trata de atraer inversiones y de promover la instalación de empresas brasileñas en los mercados árabe, chino y euro-asiático.

El gobernante brasileño, que partió desde Brasilia a las 13.55 hora local (16.55 GMT), llegará a la capital saudí mañana y tendrá su primer compromiso oficial por la noche, cuando será recibido por el rey Abdalá bin Abdelaziz Al Saud.

En Riad estará acompañado por cincuenta empresarios brasileños que tendrán reuniones de trabajo con sus pares saudíes, a los que Lula dirigirá un discurso el domingo, con la intención de animarles a invertir en Brasil y en especial en las áreas de petróleo y gas.

Lula llegará el lunes a Pekín, donde ese mismo día tendrá una primera reunión con su colega Hu Jintao, con quien, además de los asuntos económicos y comerciales, discutirá una vasta agenda global, que incluye la reforma de la ONU y de los organismos multilaterales, así como la posible reanudación de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En China estarán con Lula 250 empresarios brasileños que tratarán de ampliar sus horizontes comerciales con ese país, que desde marzo pasado es el mayor comprador mundial de productos brasileños.

El ministro de Industria y Comercio Exterior de Brasil, Miguel Jorge, explicó que la intención es diversificar la matriz comercial y dotarla de productos con mayor valor agregado, pues el 76,9% de las exportaciones brasileñas hacia China son materias primas.

En la nueva oferta que Brasil presentará a China habrá aviones de la empresa Embraer, motores "flex" para vehículos, que admiten tanto gasolina como etanol, y maquinarias agrícolas, así como carnes y otros alimentos.

Asimismo, está previsto que Brasil y China anuncien un plan de acción quinquenal (2010-2014), con metas de crecimiento para el comercio bilateral y de cooperación en diversos sectores, incluido el espacial.

Según Jorge, Lula también negociará nuevas inversiones de China en Brasil, que en los últimos seis años solo sumaron 99 millones de dólares, un tercio de lo que invirtió el país suramericano en el que hoy es su principal socio comercial.

Otro punto en la agenda serán las inversiones mutuas en el área de petróleo y gas, que irá de la mano del interés de la estatal Petrobras en cerrar acuerdos con su similar china para emprender proyectos de exploración de crudo en aguas profundas de ese país.

Lula permanecerá en Pekín hasta el miércoles, cuando se trasladará a Estambul, en la primera visita de un jefe de Estado brasileño a Turquía.

El jueves conocerá sitios históricos y luego asistirá al cierre de un seminario que congregará a empresarios brasileños y turcos, tras lo cual viajará a Ankara, donde el viernes será recibido por el presidente Abdalá Gül.

En la capital turca Lula también se entrevistará con el primer ministro Recep Tayyip Erdogan y con autoridades del Parlamento, y asistirá a la inauguración del Centro de Estudios de América Latina de la Universidad de Ankara, que será su última actividad oficial antes de regresar el sábado a Brasil.