ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Michel prevé el fin rápido de la "posición común" de la UE sobre Cuba mediante el diálogo

  • Bruselas, 11 may (EFE).- El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, expresó hoy su confianza en que, a través del diálogo político, se pueda "poner fin" o modificar "rápidamente" la "posición común" que la UE mantiene sobre Cuba, texto que La Habana considera un "escollo" en las relaciones.

Bruselas, 11 may (EFE).- El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, expresó hoy su confianza en que, a través del diálogo político, se pueda "poner fin" o modificar "rápidamente" la "posición común" que la UE mantiene sobre Cuba, texto que La Habana considera un "escollo" en las relaciones.

Así se pronunció hoy Michel al término de la reunión en Bruselas de la 'troika' de la UE -encabezada por la Presidencia de turno checa-, con el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, el segundo encuentro que mantienen a ese nivel desde que ambas partes restablecieron el diálogo político el pasado octubre.

"Espero que con el diálogo político, en un momento dado y yo espero que rápidamente, se pueda poner término a la posición común -el documento adoptado por la UE en 1996, que fija sus relaciones con la isla- o, en todo caso, modificarla", aseveró.

Rodríguez aseguró que Cuba "está dispuesta" a normalizar las relaciones con la UE, pero precisó que la "posición común", que calificó de "obsoleta, unilateral, impropia de esta época moderna", constituye un "escollo" en ese proceso.

El comisario indicó que, entre otros asuntos, en la reunión se abordaron los derechos humanos, en el que los europeos "preguntaron" por los presos políticos en la isla.

Mientras, apuntó que los cubanos inquirieron sobre el embargo de Estados Unidos a la isla, la posición de la UE sobre Guantánamo, la situación de los inmigrantes cubanos, o los vuelos ilegales de la CIA en Europa para trasladar a sospechosos de terrorismo entre 2001 y 2005.

Según Michel, los cubanos informaron de que los presos que están enfermos "reciben los cuidados apropiados" o que si lo desean pueden cursar estudios universitarios, algo que, admitió, "no corresponde a la demanda que hay formulada".

"Sigue siendo un asunto extremadamente delicado", agregó.

Rodríguez afirmó que "en Cuba hay presos, como en todas partes", y garantizó que todos fueron juzgados "mediante el debido proceso" y sancionados por "delitos tipificados en leyes previas".

"Cuba es un estado de derecho y, por tanto, no constituye ningún aspecto particular ni hay ningún compromiso de Cuba en esta materia, como no lo hace ningún país soberano", apostilló el canciller, que lamentó por otro lado la existencia de "prisioneros políticos cubanos en cárceles norteamericanas".

"Hemos expuesto nuestras preocupaciones y ellos las suyas", señaló el ministro checo de Exteriores, Jan Kohout.

Sobre las reticencias de la República Checa, país que preside actualmente la UE, a levantar la "posición común" sobre Cuba, Michel recalcó que su punto de vista como comisario es "totalmente" distinto, ya que ha percibido "avances".

"Lo que puedo afirmar es que la atmósfera, el clima, el sosiego en la discusión es un progreso considerable", concluyó.

Además, indicó que tanto la reanudación de la cooperación y el diálogo con Cuba en octubre pasado como el cambio de Gobierno en Estados Unidos, son "elementos que deberían" inclinarles a "reforzar y continuar el diálogo y a tener una posición positiva en el Consejo" de ministros europeo.

La "posición común" fue promovida por el Gobierno español de José María Aznar en 1996 y fijó como objetivo de la UE la promoción de la democracia y el respeto de los derechos humanos, algo que el entonces presidente cubano, Fidel Castro, consideró una injerencia intolerable dictada por Estados Unidos.