Morales dice que el diálogo con Chile avanzó como nunca y critica a Perú

  • La Paz, 26 mar (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy que el diálogo con Chile sobre una salida al mar para su país avanzó como "nunca", al tiempo que criticó con dureza las dudas expresadas sobre esa demanda por su homólogo de Perú, Alan García.

Bolivia critica las declaraciones de Alan García sobre su demanda marítima

Bolivia critica las declaraciones de Alan García sobre su demanda marítima

El ministro boliviano de Defensa entona el himno de Perú al llegar a Lima

El ministro boliviano de Defensa entona el himno de Perú al llegar a Lima

Morales dice que el diálogo con Chile avanzó como nunca y critica a Perú

Morales dice que el diálogo con Chile avanzó como nunca y critica a Perú

La Paz, 26 mar (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy que el diálogo con Chile sobre una salida al mar para su país avanzó como "nunca", al tiempo que criticó con dureza las dudas expresadas sobre esa demanda por su homólogo de Perú, Alan García.

Durante un discurso en la ciudad central de Cochabamba, Morales reivindicó la aspiración boliviana de recuperar una salida soberana al océano Pacífico y arremetió contra García porque el miércoles puso en duda la vigencia de la centenaria exigencia marítima.

El gobernante boliviano sostuvo que a Alan García tal vez "mucha gordura le está afectando" y no está bien informado porque Bolivia "nunca, jamás" renunciará a recuperar la salida al mar, perdida en la guerra del Pacífico (1879-1883).

Ese conflicto le costó a Bolivia 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y los 400 kilómetros de costa que tuvo en el Pacífico. Perú, que fue aliado de los bolivianos, también sufrió perdidas territoriales ante Chile.

La reivindicación de una salida al Pacífico está consolidada en la nueva Constitución promulgada por Morales en febrero pasado como un "derecho irrenunciable e imprescriptible".

Ante sus seguidores campesinos, Morales sostuvo que durante su Gobierno se ha avanzando como "nunca" en las negociaciones con Chile, iniciadas el año 2006 con una agenda de 13 puntos que incluye el tema del mar.

"Dijimos que ésta no es una negociación pública", afirmó el presidente, cuyo Gobierno ha decidido mantener en reserva el curso de las conversaciones sobre ese punto con Chile, por lo que en reiteradas ocasiones se ha negado a revelar detalles a la prensa.

Sin embargo, desde la semana pasada Morales y la oposición boliviana han mostrado su preocupación por la demanda sobre límites marítimos presentada por el Gobierno de Alan García en la Corte Internacional de Justicia de La Haya contra Chile.

Los bolivianos consideran que esa demanda puede cerrar cualquier posibilidad real de una salida al Pacífico para Bolivia por un corredor al norte de la ciudad chilena de Arica, una zona que fue peruana y cuyas aguas motivan la disputa entre Chile y Perú.

De hecho, la opción de tener ese corredor por territorios que antes eran peruanos es de la que más se ha hablado en Bolivia desde hace décadas.

El mandatario boliviano destacó que su país quiere retornar al mar de forma pacífica y "si fuera necesario sería importante la intervención de la comunidad internacional" para lograr un arreglo a esa controversia histórica.

Al comentar la demanda presentada por Perú ante La Haya, Morales se preguntó por qué en "120 ó 130 años" las autoridades de ese país nunca presentaron su exigencia de una solución al conflicto de límites, ni cuando Alan García también gobernó Perú en la década de los 80.

"La comunidad internacional debe preguntarse sobre este hecho", apuntó Morales, al asegurar que en el momento en que se habla del posible corredor para solucionar el retorno al mar de Bolivia, Perú presenta su demanda en La Haya para "perjudicar" esa opción.

Pero además, a juicio de Morales, García está usando "los legítimos derechos del pueblo peruano" con la demanda presentada contra Chile para "recuperar su imagen bajo cálculos políticos".

"La prensa registra que algunos presidentes como el de Perú ya no tienen aceptación de su pueblo", sostuvo Morales, que acusó a García de demandar a Chile para "aparecer" ante el pueblo peruano como defensor de sus reivindicaciones territoriales.

Horas antes del discurso de Morales, su ministro de Exteriores, David Choquehuanca, tildó de "poco serias, poco responsables y poco respetuosas" las declaraciones de García.

También anunció que enviará "una nota diplomática" a Lima sobre este asunto y que se propone "regalar" al presidente peruano la Constitución boliviana que establece el carácter irrenunciable de la aspiración marítima del país.

Hasta ahora, el Gobierno peruano no ha respondido a las críticas hechas en Bolivia.