Moratinos dice que el rechazo a Kosovo no es "táctico" sino por principios

  • Tirana, 20 may (EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró hoy que el rechazo de España a reconocer a Kosovo como un estado independiente no responde a una cuestión "táctica" sino a una "convicción profunda" y a la defensa de los derechos internacionales.

Moratinos dice que el rechazo a Kosovo no es "táctico" sino por principios

Moratinos dice que el rechazo a Kosovo no es "táctico" sino por principios

Tirana, 20 may (EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró hoy que el rechazo de España a reconocer a Kosovo como un estado independiente no responde a una cuestión "táctica" sino a una "convicción profunda" y a la defensa de los derechos internacionales.

Moratinos se refirió al caso de Kosovo en una rueda de prensa ofrecida junto a su colega albanés, Luzlim Basha, en Tirana durante su visita oficial a este país, dentro de una gira que le llevará también a Bosnia-Herzegovina.

Preguntado acerca de si España podría cambiar de postura sobre Kosovo, Moratinos subrayó que no aceptará su independencia "si no hay acuerdo entre las partes o no hay una resolución del Consejo de Seguridad" de Naciones Unidas.

Si no se cumplen estas condiciones, añadió, "no se está respetando el derecho internacional".

El ministro exigió "respeto" para esta postura, igual que España respeta la interpretación que hacen los países que sí han reconocido la secesión kosovar de Serbia, proclamada unilateralmente en febrero de 2008.

España, Eslovaquia, Rumanía, Grecia y Chipre son los únicos miembros de la UE que no han reconocido a Kosovo como Estado, lo que ya han hecho cerca de 60 países.

"Estamos defendiendo unos principios, no estamos actuando de forma táctica, sino defendiendo una convicción profunda", insistió Moratinos en la rueda de prensa ofrecida en el Ministerio de Exteriores albanés.

Dejó claro que desde la declaración de independencia, esta posición "ha sido constructiva" para garantizar la estabilidad de los Balcanes y contribuir a que este proceso, "muy difícil y complejo, con muchas sensibilidades contrapuestas", se resuelva de "forma pacífica".

Hizo hincapié en que se debe ser "muy cuidadosos y rigurosos en la defensa de la legalidad internacional", puesto que debe ser ésta la que "marque la dirección última" de este tipo de iniciativas.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ya aseveró el pasado 9 de marzo, durante la visita del presidente de Serbia, Boris Tadic, a Madrid, que España seguiría manteniendo "en el futuro" su rechazo a la independencia kosovar por "convicción política" y de acuerdo con el derecho internacional.

España se ha mostrado partidaria de esperar a que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya resuelva el dictamen solicitado por Serbia para saber si es legal o no la secesión.