Moratinos reitera que el 0,7% de ayuda al desarrollo debe ser obligatorio

  • París, 28 may (EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, reiteró hoy en París el llamamiento a que los países desarrollados se comprometan de manera obligatoria a aumentar hasta el 0,7% su ayuda oficial al desarrollo.

Moratinos reitera que el 0,7% de ayuda al desarrollo debe ser obligatorio

Moratinos reitera que el 0,7% de ayuda al desarrollo debe ser obligatorio

París, 28 may (EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, reiteró hoy en París el llamamiento a que los países desarrollados se comprometan de manera obligatoria a aumentar hasta el 0,7% su ayuda oficial al desarrollo.

"Mantenemos nuestro compromiso en alcanzar el 0,7% en el año 2012 y sobre todo voy a hacer un llamamiento, como ya lo hice en Doha, para que ese 0,7% no sea una cifra de referencia sino que sea un compromiso obligatorio de los principales países desarrollados", declaró el ministro.

Moratinos, que participa hoy en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en una conferencia sobre contribuciones de solidaridad al desarrollo, dijo que ha llegado el momento de plantear ese compromiso.

El ministro señaló que si hace algunos años "esto era un símbolo al que cada país podía acogerse", el Gobierno español pretende "que todos los países de la OCDE, por ejemplo, se comprometan en llegar en 2015, antes precisamente de que se fijen los objetivos de desarrollo del milenio, al 0,7% como elemento obligatorio".

Recordó que la próxima presidencia de turno de España de la Unión Europea (primer semestre de 2010) mantendrá el compromiso de que "los 27 alcancen ya en 2010 el 0,56% (de porcentaje de su riqueza dedicada a la ayuda oficial al desarrollo) y esperamos que en el 2015 (...) todos los países de la OCDE, todos los países desarrollados, tengan la obligación de contribuir con el 0,7%".

Explicó que "la presencia de España en esta conferencia es para discutir y apoyar nuevos instrumentos para la financiación de la cooperación al desarrollo en un momento de crisis económica y financiera internacional".

Destacó que este aspecto "tiene una enorme importancia por dos motivos principales: por demostrar que los países, y sobre todos sus líderes, tienen ese compromiso en la lucha contra el hambre y la pobreza y no bajan la mano".

"Por tanto se reúnen para redoblar los esfuerzos en obtener más recursos y nuevos mecanismos de recaudación de esos recursos en una situación de crisis internacional", añadió.

"Y en segundo lugar, que se está trabajando para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio en 2015", dijo Moratinos.

"Hay ya un plan de acción después de la conferencia de Doha, y hay por lo tanto una movilización de los principales donantes con los países receptores para que se avance y podamos llegar a finales de año con un plan de actuación", explicó.

Y eso con el fin de demostrar "que no sólo no se ha reducido el esfuerzo financiero en la lucha contra la pobreza sino que se ha aumentado".

"Creo que las sociedades desarrolladas tenemos ya la madurez política suficiente para atender las dificultades y las necesidades internas", dijo al comentar los obstáculos que puede plantear la situación de crisis económica actual.

"Hoy día es una tarea de todos. Lógicamente hay que resolver los problemas internos pero también hay que mirar hacia otros países que sufren, y que mueren. Hay nueve millones de personas que mueren al año de hambre y creo que en el siglo XXI es algo inaceptable", concluyó.