Moratinos urge a Iberoamérica a trabajar junto a EEUU y UE para conseguir una "participación real" en el mundo

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ha urgido hoy a los países iberoamericanos a trabajar juntos y en colaboración con Estados Unidos y la Unión Europea con el objetivo de conseguir una "participación real" en el mundo globalizado del siglo XXI, que atraviesa un momento de "mudanza revolucionaria".

Así se ha expresado durante su intervención en la jornada de reflexión que la Casa de América acoge durante todo el día de hoy sobre las relaciones entre España y América Latina y que ha servido de inicio de los actos con los que España acompañará las conmemoraciones de los Bicentenarios de las independencias de las repúblicas iberoamericanas.

Moratinos, que moderó la primera de las mesas redondas, centrada en el papel de Iberoamérica en el mundo, consideró que esta región debe prestar especial atención a la creación de un triángulo de colaboración entre este área, Estados Unidos y la UE.

El jefe de la Diplomacia española advirtió de que los norteamericanos y británicos, que han gozado en el último siglo y medio de una hegemonía sobre el resto de la comunidad internacional, no miran a América Latina cuando buscan aliados porque la consideran "un área distanciada de sus principios y compromisos políticos y estratégicos".

Por este motivo, instó a los iberoamericanos, españoles incluidos, a que se crean "el potencial y capacidad" que tienen de "crear juntos". "Tenemos que buscar qué hacer juntos y tener ganas de hacerlo", resumió.

Frente a la "hegemonía del mundo anglosajón" que ha caracterizado las relaciones internacionales en el último siglo y medio, resaltó que el mundo latino es "mucho más creativo" e "imaginativo", pero reconoció que hasta la fecha ha estado "relegado".

No obstante, se mostró convencido de que "ha llegado la hora iberoamericana" para "compartir" el nuevo Occidente con los anglosajones, quienes, en ocasiones, no han dado buenas lecciones de historia. "Parece que todo lo que era anglosajón tenía la vitola de la perfección, de la legitimidad, de la absoluta seguridad, sin embargo a lo largo de las últimas décadas hemos tenido periodos en donde ese pensamiento, esa actuación anglosajona no ha sido para sentirse extremadamente orgullosos de ese Occidente que queremos compartir y crear juntos", añadió.

La comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero Waldner, fue una de las ponentes de la mesa que moderó Moratinos. Destacó que en los cuatro años y medio que lleva ejerciendo esta responsabilidad ha intentado introducir a América Latina entre los intereses del Ejecutivo comunitario, después de que su predecesor en el cargo se dedicara mucho más a Asia.

La comisaria esperó que durante la presidencia española de la UE en la primera mitad de 2010 los Veintisiete puedan firmar el acuerdo de asociación comercial que negocian con Centroamérica y también con los países de la Comunidad Andina, aunque en este último caso, no pudo dar garantías de que para entonces esté lo suficientemente avanzado como para proceder a su firma.

Ferrero Waldner recomendó a los países iberoamericanos que avancen hacia la "coherencia" de sus políticas, defendió que los fondos de cohesión europeos podrían servir como modelo para esta región y consideró que europeos y latinoamericanos deberían hablar más de inmigración.

Aunque inicialmente estaba prevista la participación en esta mesa del gobernador de Nuevo México (Estados Unidos), Bill Richardson, éste no ha asistido al acto por problemas de agenda, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Sí lo han hecho, tal y como estaba previsto, el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias; el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza; la diputada chilena Isabel Allende y el escritor mexicano, Héctor Aguilar.

Moratinos ofrece a esta hora un almuerzo en el Palacio de Viana a los más de 180 invitados a esta jornada de reflexión en la Casa de América, que se reanudará por la tarde con una conferencia de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.